Una década del histórico voto Caribe

El 14 de marzo de 2010, 2.5 millones de ciudadanos de la región Caribe se pronunciaron democráticamente y le dijeron sí a la autonomía regional.


Por: Aldira Chamorro Ojeda


“Voto a favor de la constitución de la Región Caribe como una entidad territorial de derecho público, con autonomía, para que promueva un desarrollo económico y social en nuestro territorio, dentro del Estado y la Constitución colombiana”.

Ese es el mensaje que rezaba en la papeleta del voto Caribe, respaldado por 2.5 millones de ciudadanos en esta zona del país, durante la jornada electoral del 14 de marzo de 2010, que dio inicio a un largo camino por la autonomía regional, sustentada en los artículos 306 y 307 de la Constitución Nacional de 1991, mediante los cuales se permite la constitución de Regiones Administrativas y de Planificación (RAP) con personería jurídica, autonomía, y patrimonio propio para el desarrollo económico y social de los territorios, así como su conversión a Región Entidad Territorial (RET).


El histórico resultado reflejó la espontánea manifestación de la gente de la región Caribe, al proponer en las urnas una reforma del Estado que le abriera camino a las regiones para autogobernarse, convertirse en entidades de derecho público autónomas y con recursos propios. Sin embargo, esta voz del pueblo Caribe no tuvo eco en el Gobierno central, pues determinaron que no tenía efectos jurídicos vinculantes y se le dio la categoría de ‘ejercicio pedagógico’.


El voto Caribe fue promovido por diversos sectores de la sociedad como organizaciones sociales, académicas y económicas, que se unieron en torno al gran vocero de este sueño: el exgobernador Eduardo Verano de la Rosa.


“El 14 de marzo de 2010, la ciudadanía de la región Caribe dijo basta ya de exclusión política y reclamó libertad para el autogobierno de los asuntos regionales. Se lo dijo al Gobierno central, pero se le ha ignorado. Hoy no estamos solos en el reclamo de la autonomía regional, otros territorios le dicen al centralismo que ya ha sido suficiente”, manifestó Verano al cumplirse una década del voto Caribe.

Colombia, país de regiones


La decisión del pueblo mediante el voto Caribe se convirtió en una misión de vida para Eduardo Verano de la Rosa quien, junto a otros pensadores de la región, conformó y lideró el movimiento político ‘Colombia, país de regiones’ como una continuación de ese mandato y ampliando el espectro a todas las regiones del país para lograr un ordenamiento nacional con equidad y justicia.


Colombia, país de regiones tiene como ideal una Nación fortalecida por la unidad, la inclusión y la democracia mediante una institucionalidad regional autónoma y robustecida.

Firma de la RAP Caribe en la sede de la Gobernación del Atlántico. Foto: Prensa - Gobernación.


Constitución RAP Caribe


En 2016 Eduardo Verano asumió su segundo mandato en la Administración Departamental y, paralelo a su plan de desarrollo, siguió abanderando el propósito de la autonomía regional. El primer paso fue el consenso entre los gobernadores de los departamentos del Caribe para la conformación de la RAP de esta sección del país.


En 2017, el congreso aprobó la RAP Caribe que está integrada por los departamentos de Atlántico, Bolívar, Cesar, Córdoba, La Guajira, Magdalena y Sucre.


La Federación Nacional de Departamentos (FND) desempeñó un papel determinante en el proceso y el sueño de la autonomía regional se extendió a otras regiones del país con la conformación de la RAP Pacífico (Cauca, Chocó, Nariño y Valle del Cauca), RAP-E Central (Bogotá, Cundinamarca, Boyacá, Meta y Tolima) y RAP Eje Cafetero (Caldas, Quindío y Risaralda).


“Esta figura permitirá consolidar un equipo que tenga la responsabilidad de identificar, planificar y gestionar recursos para la ejecución de proyectos de impacto regional que ayuden a reducir las desigualdades que existen entre el centro del país y los territorios que hacen parte de la periferia”, dijo en ese momento Eduardo Verano.


Explicó, también, que el Caribe tiene el 22% de la población del país y solo maneja el 14% del Producto Interno Bruto (PIB) Nacional; además, según cifras del Dane, el 49 % de los habitantes de esta región están en el rango de pobreza y 28 % en pobreza extrema.


“De aquí nace la necesidad de manejar nuestros asuntos porque el Gobierno central se ha convertido en un ente burocrático que no puede atender las necesidades de las regiones de una manera eficiente y eficaz”, sostuvo el entonces gobernador del Atlántico.


De esta manera, los 2.5 millones de sufragantes del voto Caribe sentaron las bases de opinión democrática para dar inicio al proceso de autonomía regional que alcanzó su segundo gran logro en el poder legislativo: la Ley 1962 del 28 de junio de 2019, llamada también Ley de Regiones.


(El voto Caribe y la Ley de Regiones)


Organización administrativa de la RAP Caribe


Eduardo Verano y su equipo de trabajo trabajaron en la organización administrativa de la RAP Caribe, gestionaron su personería jurídica y la registraron ante los entes de control. De igual forma, organizaron los proyectos regionales presentados para su inclusión en el plan nacional de desarrollo del gobierno de Iván Duque.


La presidencia de la Junta Directiva de la RAP Caribe sigue en cabeza de la Gobernación del Atlántico y la gerencia está a cargo de la Secretaría de Planeación Departamental.


Financiación de las RAP


El Legislativo determinó que el funcionamiento de las RAP se hará con cargo a los recursos o aportes que las respectivas entidades territoriales que la conformen destinen para ello, y los incentivos que defina el Gobierno Nacional.


Destinación de los recursos


Los recursos asignados por las entidades territoriales asignados a la RAP podrán ser utilizados en todo el territorio que la conforma, con el objetivo de alcanzar el desarrollo económico de sus territorios y el mejoramiento de la calidad de vida de sus habitantes.


¿Cuándo se pueden convertir las RAP en RET?


El proceso de conversión de las Regiones Administrativas y de Planificación (RAP) en Regiones Entidades Territoriales (RET) solo podrá iniciarse a partir del año 2022 porque para ello, la RAP debe tener mínimo cinco años de existencia, y someter la ley aprobada por el Congreso a referendo de los ciudadanos de los departamentos que conforman la región.


Así las cosas, al sueño de la autonomía regional aún le falta bastante camino por recorrer y seguir dependiendo de la voluntad de los congresistas de turno para conseguir su respaldo.

© 2019 por Stella Marketing