Indígenas de la Sierra Nevada hacen un llamado al diálogo por el agua

Actualizado: ene 15

Indígenas de la Sierra Nevada, en liderazgo de la concejala iku o arhuaca, Ati Quigua hicieron un llamado a reconocer la importancia de los cuerpos de agua, en especial del río Magdalena, en el momento de formular las políticas y culturas de ciudad del Caribe y Colombia.

Fotografía: Catherine Tcherassi

Desde el Río Magdalena que transita por Santa Lucía en el departamento del Atlántico, la líder indígena, Ati Quigua, junto con otras organizaciones hizo un llamado a la nueva secretaria de cultura departamental, Diana Acosta, para que durante su gobernanza inicie la implementación del enfoque de la Biocultura, donde se reconozca que el ecosistema no es solo biológico sino cultural, y del cual hacen parte las y los ciudadanos y sus comunidades.


Este llamado se realiza por medio de un pagamento en el río, para generar y conectar el propósito del ordenamiento territorial en torno al agua y a la purificación y cuidado del río Magdalena (Yuma).


Mientras estuvo en Santa Lucía, Ati hizo una invitación a los atlanticenses a avanzar en la reconciliación de la cultura con el agua y el patrimonio inmaterial de la diversidad étnica como base del ordenamiento del territorio del Caribe.

Fotografía: Catherine Tcherassi

Son momentos propicios para las reflexiones de la problemática que tenemos y para nosotros, de la falta de identidad. Barranquilla se quiere parecer a Miami y no se acuerda que esta enclavado aquí en este Caribe de identidad cultural, étnica. Los temas relacionados con los ecosistemas, donde debe tenerse en cuenta más que nunca nuestra relación con la tierra, lo que implica, abrir y hacer memoria, preguntarnos de dónde venimos para dónde vamos. Abrir el horizonte en el 2021 hacia la comprensión de la mirada del patrimonio inmaterial de los pueblos, que incorpore el agua como base del ordenamiento del territorio por más lugares saludables, justos, sustentables y en paz.

Ati Quigua, Concejala de Bogotá.


En estos encuentros también participan los Mamos: Seywin Ramos, Simón Alimako y el cantor de la Sierra Kandy Maku. El recorrido va de punta a punta del río empezando por Bocas de Ceniza, St. Lucia, Girardot, Honda, San Agustín hasta llegar al nacimiento en Papallajcta en la Laguna de Yumamuy.


Según comunicó Fundación Semilla Criolla, para el 2022 se prevé un recorrido fluvial con los mamos de la Sierra y líderes de las comunidades para activar estos puntos como especie de acupuntura territorial para generar o convertir ciudades, pueblos y asentamientos en hidrópolis, o ciudades que giren en torno al indispensable recurso que es el agua y desde un mandato femenino, como lo indicaron los mamos de la Sierra Nevada, que este proceso debía ser liderado por las mujeres.

Fotografía: Catherine Tcherassi

Aquí una parte del equipo de madres de Barranquilla recibiendo las instrucciones de Ati Quigua para la preparación del dialogo intercultural de la Sierra Nevada con las organizaciones de mujeres, Universidades, sector público y privado.


Esto no significa que se excluirán a los hombres, solo se trabajará desde la sensibilidad femenina vs al sistema patriarcal del que venimos que ha probado no ser sostenible y más bien extractivista.

Como tema importante para abordar en materia de patrimonio cultural, estará presente el reciente hallazgo de vestigios indígenas con más de 3.500 años de antigüedad encontrados en el corregimiento de Juan Mina, donde se cree que estuvo el asentamiento de tribus indígenas.


También leer: Obreros descubren cementerio indígena en concesión vial en los Montes de María


La Asociación de Pescadores Artesanales del Atlántico, jugaron un papel importante recibiendo el mandato del agua y pactado un compromiso a ser colaborantes con el Mandato al Agua.

Ellos fueron los que nos dieron la acogida y recibimiento en Santa Lucía a través de su líder Luis Orlando Barrios, quien es el encargado de hacer el llamado a los pescadores de la zona y sacar sus canoas para hacer el pagamento sobre el canal del Dique que hicieron los mamos y el de reconocimiento que hicieron con el equipo de la SEC de Cultura.

Afirma Fundación EnreRíos

En este encuentro se contó con la participación de la Asociación de Pescadores Artesanales del Atlántico, Fundación Semilla Criolla, Fundación EntreRíos, Kuritamia, y la Secretaría de Cultura de la Gobernación del Atlántico a lo que fue entregado el mandato en pos de colaboración y apoyo.


Los 3 puntos del Mandato por el Agua


Fotografía: Catherine Tcherassi

1. DIMENSIÓN PATRIMONIAL DEL AGUA

Desde el discurso conservacionista, los intereses colectivos en torno a los cuerpos de agua se resuelven a través del recurso de la clasificación del suelo o la zonificación ambiental, omitiendo así la sincronía de los ecosistemas naturales y los ecosistemas socioculturales. En ese marco, se propone formular una metodología Biocultural para abordar el manejo y gestión de los cuerpos de agua del departamento del Atlántico, que sería el marco de referencia para garantizar los derechos bioculturales en el cual adquiera un particular valor las cosmovisiones y lo sagrado.


2. NUEVAS TERRITORIALIDADES ÉTNICAS

En el tránsito de las territorialidades precolombinas a las formas de ocupación por parte de los grupos étnicos, permanece una memoria habitacional cuyas territorialidades son aún invisibles para las acciones y programas públicos. Memoria que se esconde en patrones urbanísticos con los cuales se está produciendo una ciudad diferencial, aún sin narrativa. En ese marco, se propone una investigación que saque a la luz ese patrimonio habitacional departamental, a partir del análisis de los patrones urbanísticos de continuidad en los cuales se actualiza.


3. ATLANTICO - MODELO DE GESTIÓN BIOCULTURAL DEL PATRIMONIO

A partir del hallazgo de vestigios indígenas con más de 3.500 años de antigüedad encontrados en el corregimiento de Juan Mina, se cree que estuvo el asentamiento de tribus indígenas, lo que evidencia la importancia del Atlántico como territorio arqueológico del Caribe Colombiano. Se propone explorar la implementación de un modelo participativo de Gestión Biocultural del Patrimonio, en el cual converjan el patrimonio natural, arqueológico y cultural propio de esta Localidad, y de esta área específica.