Fin de semana sin toque de queda en Cartagena

la Policía y la Armada Nacional desplegarán caravanas de seguridad por diferentes sectores de la ciudad.

Fotografía: Policía Nacional


La ley que rigió todos los fines de semana y festivos del mes de mayo, en donde no se permitía la circulación de personas y el comercio solo atendía a través del servicio domiciliario, en Cartagena, quedó anulada frente al decreto 0626 del 30 de mayo, por medio el cual se autoriza la salida para una parte de la población.


La medida es tomada debido a la reducción a un dígito de la cédula para la circulación de personas en la nueva fase del aislamiento preventivo obligatorio; lo que reduce a 3 salidas por ciudadano en el mes, disminuyendo el afluente de personal en las calles.


Sin embargo, el secretario del Interior, David Múnera, explicó para un medio regional, que seguirán las vigilancias para controlar las fiestas clandestinas que se intensifican los sábados y domingos y evitar otras violaciones a los decretos del Gobierno Nacional y Distrital.


Así mismo, la Policía Metropolitana de Cartagena mantendrá los 32 puntos estratégicos de control ciudadano, 22 puntos de seguridad en almacenes de abastecimiento y los dos grupos de reacción motorizada para mitigar la propagación de coronavirus.


Los barrios Nelson Mandela, El Pozón, Olaya Herrera, La Esperanza, San Fernando y La María, por el aumento de contagios se mantienen con cerco epidemiológico, con un puesto de mando unificado que actúa las 24 horas y que solo permite que circulen las personas que están exentan para trabajar y las autorizadas según el pico y cédula.


Tenga en cuenta, que solo, de acuerdo al último dígito de su cédula podrá abastecer de productos de primera necesidad y efectuar trámites bancarios, financieros, servicios notariales y asistencias a centros y establecimientos sanitarios, en el horario de 6 de la mañana hasta las 4 de la tarde.