top of page

Así celebró La Cueva los 40 años del Nobel de Literatura de Gabriel García Márquez

La conmemoración se llevó a cabo este jueves en el establecimiento que es reconocido por acoger a leyendas artísticas y culturales de la región Caribe.

Se llevó a cabo un conversatorio. Foto: cortesía.

Barranquilla celebró los 40 años del Nobel de Literatura que obtuvo el reconocido escritor colombiano Gabriel García Márquez de una forma especial.

En el Restaurante-bar La Cueva, sitio reconocido por acoger leyendas artísticas y culturales de la región Caribe, se llevó a cabo un evento que conmemoró no solamente la hazaña de García Márquez al ganarse el premio, sino también el trayecto que tuvo en Colombia dejando en alto la literatura y trayendo al país el primer Nobel.

En el evento hicieron presencia distintas personas y grupos entre los que se encontraban amigos de García Márquez, una delegación cultural, algunos de los coreógrafos, bailarines y músicos que acompañaron al escritor el 10 de diciembre de 1982 a recibir el galardón, Marco Vinicio, Totó la Momposina, entre otros personajes célebres.

La programación incluyó dos espacios de conversatorios que se llevaron a cabo en una alianza entre La Cueva, la Uninorte, la Fundación Gabo y Carnaval de Barranquilla. Entre todos se planeó una programación especial para celebrar estas 10 décadas del Nobel de Gabo.

La conmemoración inició a las 4:30 de la tarde y se extendió hasta un poco más de las 7:00 de la noche. Allí también asistieron expertos y personas cercanas a García Márquez, entre quienes destacó Gloria Triana, cineasta y encargada de organizar la delegación cultural que viajó a Estocolmo.

De igual forma hizo presencia Jaime Abello Banfi, director de la Fundación Gabo, el investigador Ariel Castillo Mier, Juan José Jaramillo, director del CLENA y la directora de La Cueva, Carolina Ethel. Ellos tuvieron la oportunidad de realizar una amena charla con el periodista Martín Tapias, director de Caracol Radio.

Anécdotas

En este espacio se creó el ambiente propicio para la nostalgia y las anécdotas. La presencia de personas que fueron cercanas al autor de Cien Años de Soledad fue perfecta para charlas y recordar aquellos días ‘dorados’ del querido Gabo. Se habló respecto al transcurso de su vida, a sus inicios, a sus ‘cuentos’, a su vida en general.

Y es que, en el evento participaron personas que realmente compartieron tiempo con Gabo, por ejemplo, la coreógrafa y bailarina Maribel Egea, quien le contó a Región Caribe ORG como fue acompañar a García Márquez a Estocolmo el día que recibió el Nobel.

“Fuimos invitados a esta entrega del premio Nobel por la señora Gloria Triana y así tuvimos la gran oportunidad de ser seleccionados como uno de los grupos folclóricos más representativos de la Costa atlántica. Estuvimos allí en la gran celebración con una delegación de 60 personas (…). Tuvimos la gran oportunidad de bailar nuestro ritmo nacional que es la Cumbia y otras danzas folclóricas del Caribe colombiano”, precisó Egea.

Asimismo, la bailarina contó más respecto a ese gran momento en el que Gabo recibió su galardón.

“Cuando a nosotros nos invitan creían que no íbamos a hacer un buen papel, éramos como ‘los corronchos’ que iban a representar al Nobel y las personas decían que eso no podía ser, pensaban que íbamos a hacer el oso, eso fue lo que en ese momento se creyó. Realmente nosotros rompimos con el protocolo de la entrega Nobel porque fue algo grandioso. Lo que en aquella época hace 40 años la prensa pensaba que éramos inapropiados para ir a representar el Nobel fue todo lo contrario, fue algo maravilloso. Llegamos a Estocolmo y nos hospedamos en un barco-hotel a la orilla del océano, fue una labor ardua, pero lo logramos”, añadió.

Otra persona que también estuvo en el evento y recordó acerca de ese día del Nobel fue Marco Vinicio Oyaga, hijo de Totó la Momposina, pues ellos también estuvieron presentes en Estocolmo para representar el panorama cultural de la región Caribe.

“En el evento Totó la Momposina se convirtió en el centro del eje conector porque nosotros los percusionistas estuvimos acompañando a los grupos de danza y a Totó, entonces estuvimos representando digamos a esas áreas musicales y pudimos impactar en la ceremonia que se llevó a cabo del premio Nobel. A nosotros nos escogieron ya que en esa época con Totó estábamos haciendo una gira y los organizadores nos vieron y se dieron cuenta de que querían que nosotros fuéramos a representar de manera digna lo que quería Gabo”, aseveró Oyaga.

Esta conmemoración transcurrió sin mayores inconvenientes y se realizó la agenda tal y como estaba planeada. Para finalizar se realizó una muestra de Carnaval con las danzas que en aquella entrega del premio Nobel debutaron en el país europeo.


bottom of page