• Ángela Pertuz López

Todo lo que debe tener en cuenta para volver a los bares en Barranquilla

Tras 6 meses cerrados, este jueves inicia el piloto de la reapertura de los bares en la capital del Atlántico.

Imagen de referencia

Tras días de oscuridad financiera, 30 establecimientos ven la luz al final del túnel con el piloto que propone la reapertura paulatina del comercio de bebidas embriagantes en establecimientos públicos en Barranquilla.


Para ello, tanto comerciantes como clientes deben acatar una serie de normativas impuestas por la Administración Distrital con el objetivo de mantener el descenso en la tasa de contagios por la COVID-19


Para la primera fase del piloto de reapertura, en la cual se inscribieron 105 bares, “determinamos que este jueves solo reabren los que evidenciaron un compromiso férreo en la implementación de los protocolos de bioseguridad y que recibieron una calificación mayor al 90%”, explicó el secretario de Desarrollo Económico, Ricardo Plata Sarabia.

De los inscritos solo 30 establecimientos estarán en el piloto, los cuales podrán funcionar todos los días hasta la 1:00 a.m., sin restricción de horario de apertura, así mismo, se permitirá la asistencia de grupos de hasta máximo ocho (8) personas por mesa en cada establecimiento.


Los establecimientos que entran en funcionamiento son:


Sin embargo, para asistir y prestar servicio, según lo anunciado por el Distrito, tanto a establecimientos como a los ciudadanos deberán cumplir las siguientes medidas:

  • La gestión de reservas, a fin de mantener control sobre el aforo.

  • La demarcación de las zonas de circulación y el distanciamiento deben ser de mínimo 2 metros entre mesas y/o clientes en la barra.

  • Tanto para restaurantes como para bares se permitirá la asistencia de grupos de hasta máximo ocho (8) personas por mesa en cada establecimiento.

  • No se permite el uso de sellos en la piel de los clientes. En el caso de utilizar manillas, estas deben ser de un solo uso.

  • Evitar la disposición de alimentos y productos en barras o en la modalidad de autoservicio, tanto para clientes como para empleados; no están permitidas las prácticas de degustaciones.

  • No está permitido el baile. El espacio del local debe utilizarse para la adecuación de mesas.

  • No está permitido el uso de decoración, lanzamiento de papeletas, confeti, espumas u otros elementos que puedan convertirse en foco de contagio.

  • Se deben desinfectar las botellas de licor antes de ser entregadas a los clientes, y poner a disposición los elementos necesarios para su consumo individual (vasos, copas, hielo, hielera, servilletas).