Tasajera: Radiografía de una población en el olvido estatal

Actualizado: 9 de jul de 2020

No es la primera vez que asaltan un camión en plena vía, esta se ha vuelto una faena recurrente para los pobladores de Puebloviejo, Magdalena, quienes aseguran "Hay días que solo tenemos lo que la carretera nos da”.

Fotografía: Cortesía

La explosión ocurrida a la altura de Tasajera, en la jurisdicción de Puebloviejo –Magdalena cobró en el instante la vida de 7 personas y dejó más de 40 victimas; quienes vieron en el derrumbado camión cisterna, la posibilidad de robar gasolina y ganarse unos días de comida.


Si bien, este acto ha sido descrito como "moralmente incorrecto", usuarios de las redes sociales lo han categorizado como la tragedia que ha desvelado la pobreza "oculta" de un pueblo en el olvido.


Pobreza que no es del todo oculta pues, los entes gubernamentales están al tanto de los procesos que se viven dentro del municipio de Puebloviejo - Magdalena, que apropósito, tiene conexiones eléctricas subnormales. No existe el servicio de alcantarillado y solo una pequeña porción ha adecuado fosas sépticas. El servicio de agua potable no supera el 40 % de cobertura. Muestra de la desidia y olvidó estatal.


Los ciudadanos no provocan los accidentes en esa zona, pero sí hay carros que se accidentan y lo que ocurre es que algunas personas salen a socorrer y otras toman las pertenencias que hay en los vehículos. En este caso estamos hablando de pobreza extrema que lleva a actuar de esta manera”, indicó el Gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo.


Una parte de sus pobladores viven de la pesca artesanal, una práctica que ha sido puesta en jaque debido a la contaminación que aqueja la Ciénaga Grande del departamento; y la otra parte, sobrevive con la informalidad.

Un hueco social del que se aprovecha la clase politiquera, así lo indicó para RegiónCaribe.ORG Jimmy, investigador, ambientalista y artista.

"Sus gobernantes los mantienen así para poder comprarles el voto por 2 pesos (...) Falta educación y proyectos que empoderen a la comunidad y les de las herramientas para salir a delante en medio de las condiciones en las que viven".

Una lectura: ¡gente ignorante que roba combustible de un camión accidentado! Otra lectura y con la que me quedo: el desespero que detonan la inequidad y el hambre llevan a que las personas se jueguen la vida como sea”, expresó el activista y médico Camilo Prieto.


Por su parte, Carlos Caicedo, Gobernador del departamento expresó para un medio nacional que la tragedia “muestra el grado de necesidad y pobreza que hay en este territorio, ya que son personas que viven en la informalidad”.


Hasta el momento, el siniestro ha dejado un saldo de 11 muertos y 46 heridos.