Soycatarsis y Unknown Artista: jóvenes que emprenden con arte desde el Caribe

Actualizado: 20 ene

En diálogo con REGIÓN CARIBE ORG, este par de artistas barranquilleros hablan sobre cómo convirtieron su talento en una marca; también sobre sus búsquedas, sus proyectos y

sus logros.

Adriana Julio (“Soycatarsis”) y Dilan Molinares (“Unknown Artista”).

Dilan Molinares es el internacionalista de 25 años que en 2019 fundó “Unknown Artista”. Adriana Julio, por su parte, es estudiante de quinto semestre de Sociología, tiene un año más y es la creadora de “Soycatarsis”. Además del talento y la juventud, ambos tienen en común ser barranquilleros y haberse descubierto hace no demasiado tiempo como artistas.


A través del dibujo, la pintura, la ilustración y el collage, Adriana y Dilan decidieron emprender y poco a poco han ido expandiendo su cuerpo de clientes, hasta el punto de que sus trabajos (que pueden encontrarse en sus cuentas de Instagram: @soycatarsis y @unknownartista) han llegado a múltiples ciudades y municipios de Colombia e incluso a países del exterior como Argentina.



I. SOYCATARSIS: La emoción de las nubes


REGIÓN CARIBE: Para empezar, ¿cómo te defines: dibujante, pintora, artista plástica…? ¿Con qué apelativo te sientes más cómoda?

ADRIANA: Suelo presentarme como dibujante y creo que es el apelativo que mejor me describe, aunque también pinte. Esto es porque hay un título técnico que me respalda y por ser la modalidad plástica en la que tengo más experiencia.


RC: ¿Cómo nació Soycatarsis?

A: Soycatarsis, como emprendimiento, es el resultado de dos ideas: la primera, resolver parte de los problemas económicos que vinieron con la cuarentena; la segunda, llegar fácil, con lo que sé hacer, a la gente. El arte generalmente está en los museos y me gusta la idea de que esté en los estantes y en las paredes de las casas. Los separadores, por su formato, permiten acceder con menos trabas; con los minirretratos sucede lo mismo. En adelante, Soycatarsis se ha tratado de mostrar todo y dejar que la gente decida qué le gustaría tener o regalar.


RC: En tu obra las nubes y los corazones anatómicos son recurrentes. ¿A qué obedece esa recurrencia y qué significado tienen estos elementos en tu discurso estético?

A: Nace de la necesidad de expresar, con figuras comunes, lo mismo que con el retrato, pero sin recurrir a este. Todo empieza allí: el retrato ha sido un gran interés, pero, en la creación de una obra, una mirada es muy obvia para decir, por ejemplo, que alguien está triste o es temperamental; las nubes son cambiantes y pueden también expresar eso. Los corazones, por su parte, tienen esa carga emotiva/pasional/vital en la representación común, por lo que es una buena figura cuando se quiere hablar de sentimientos, emociones: lo íntimo.



RC: Hablemos de los minirretratos, esos dibujos que haces a una escala muy pequeña. ¿Cómo surgieron?

A: En la EDA, que fue donde me formé, los dibujos eran, como muy pequeños, en formato de 1/8. Un día, simplemente, decidí aplicar las pautas en algo de menor escala y me gustó.

Tuve como motivación ver el trabajo de mi mejor amigo, que también es dibujante retratista y se había enfocado en ese formato. Lograrlo fue otro descubrimiento que decidí continuar mejorando a manera de reto personal y que se convirtió, asimismo, en un sello en lo artístico y comercial.


RC: ¿Desde qué otras ciudades, aparte de Barranquilla, te han pedido trabajos?

A: Varias. Medellín, Bogotá, Cali, Buenaventura, Pamplona y algunos otros municipios.


RC: Tus piezas suelen ser utilizadas como regalo en el caso de los retratos, o como ayuda de lectura en el caso de los separadores. En otras palabras, es un arte hecho, en buena parte, para la complicidad y la intimidad. ¿Qué sensaciones te produce pensar en el destino de lo que haces?

A: Es, por decir poco, grato y conmovedor. Todo trabajo que hago es una representación de la confianza del cliente, pero cuando es un regalo hacia otro, toma un tono especial. Da también un peso de responsabilidad extra porque pienso no solo en que quede bien, sino en que sea el regalo que esperan quien lo da y quien lo recibe.





RC: A la hora de emprender con tu marca, ¿cuáles han sido los principales retos?

A: Que emprender implica dejar de ser la artista y ser vendedora, CM, publicista, entre otros roles. Además, todo recae en mis hombros y responder a todo eso no siempre es sencillo.


RC: ¿Qué reacción de un cliente recuerdas con más aprecio?

A: He recibido reacciones de todo tipo, pero tengo en fresco dos momentos. El primero, la última venta que hice de un minicuadro de los girasoles de Van Gogh, pues mi clienta publicó el espacio más especial de su casa y allí estaba el cuadro. El segundo, cuando (antes de haber terminado de estudiar dibujo artístico y comenzar a emprender) un amigo decidió pedir la mano de su novia con un dibujo hecho por mí. Estoy segura de que hice lo mejor que pude para ese momento, pero me conmueve que, sin haber sido la mejor dibujante que puedo ser, apostara por mí para algo tan íntimo. Lo recuerdo con cariño.




II. UNKNOWN ARTISTA: El estallido de las imágenes


REGIÓN CARIBE: Conversemos sobre los inicios del emprendimiento. ¿Cómo surgió?

DILAN: Unknown Artista nace del amor por el collage. Me gusta recortar desde que tengo uso de razón. La idea surgió como un escape a la realidad: empezó con collages amateurs de familiares; luego, de mis amigos; después, de cantantes y personalidades que admiro; más tarde, de frases que iban desde lo más profundo y personal hasta algo banal como una canción de moda. Unknown Artista brinda el poder regalar un recuerdo inolvidable, algo que no se encuentra en cualquier lugar: un obsequio único. 


RC: ¿Por qué “Unknown Artista”?

D: El nombre resulta contradictorio porque la finalidad no era no ser “conocido” (risas).  Inicialmente, tenía una cuenta de fotografías tomadas por mí a las que les escribía captions que empatizaban mucho con la gente que me seguía. Me autodenominaba un “artista desconocido”, pero al cabo de un tiempo lo dejé de hacer y me interesé más por publicar en la cuenta mis primeros collages, que tuvieron mayor y mejor recepción. Se volvió un negocio cuando más de uno me decía “Quiero uno, ¿qué cuesta?”. Yo me dije: “¡Hagámoslo!”.



RC: ¿Qué son los “iluscuadros” y los “iluscollages”?

D: Un iluscuadro es un diseño original de Unknown Artista; con él se materializa ese post que tanto te gustó o se crea una ilustración nueva hecha desde cero. Por otro lado, un iluscollage es un collage hecho cuadro; es el predilecto para conmemorar fechas especiales, cumpleaños o cualquier excusa para homenajear a alguien querido. Estos son más íntimos y personalizados. Cabe destacar que los términos fueron ideados entre un buen amigo y yo.


RC: ¿Qué otros productos ofreces bajo tu marca?

D: Nuestros productos principales son iluscuadros, iluscollages, portavasos en resina y prints o tarjetas. Recientemente empezamos a incursionar en la venta de merch (mercancía de la marca), con gorras y bucket hats. Nuestra meta, a futuro, es poder brindar más productos, como camisetas con nuestros diseños, agendas y calendarios. Seguimos trabajando para que eso sea una realidad pronto.


RG: Todas o casi todas tus ilustraciones tienen frases. ¿Por qué es indispensable el texto en tu trabajo?

D: Es esencial puesto que con la ilustración o imagen de fondo crean un conjunto: proyectan un mensaje y muchas veces no funcionan la una sin el otro. Generalmente, las frases varían entre sentimientos o vivencias personales, la creación de conciencia con algún tema en especial o una canción que nos guste o que esté rondando por ahí. Entonces pienso: “Esto se vería genial en Unknown”. 


RC: Hemos visto que en tus collages suele haber imágenes y detalles que no se ven a primera vista, pero que, una vez descubiertos, le añaden sentido al conjunto. ¿Lo piensas como una especie de efecto sorpresa?

D: Bingo. Todo es causalidad. Nada en los collages es coincidencia: eso es lo que los hace especiales. Antes de hacer un iluscollage de una persona, solicitamos cierta información acerca de ella para que el resultado sea muchísimo más personalizado. Esto causa una sensación maravillosa en quien recibe el obsequio. ¿A quién no le agrada que tengan en cuenta los detalles que más le gustan? Ser especiales haciendo sentir especiales a otros ha sido y es nuestro as bajo la manga.



RC: ¿Cuál ha sido el pedido más extraño que te han hecho?

D: Un collage fúnebre. Fue confuso cambiar la dinámica de irradiar alegría y, al contrario, ser apacible y conmemorar a esa persona que ya no está. Pero se logró y fue grato. 


RC: Entiendo que hace poco un cantante argentino te buscó para promocionar un trabajo suyo con una de tus ilustraciones. ¿Cómo fue esa experiencia?

D: ¡Facu Green! Eternamente agradecido con él. Verás: es un cantante independiente argentino que se interesó mucho en lo que hacemos. Su asistente nos seguía y nos contactó por mensaje directo. Yo veía la notificación, pero supuse que era spam. Cuando vi que no lo era, conversamos. Belu (su asistente) me decía que estaban maravillados con nuestro trabajo y que Facu quería algo así para su próximo single. De una pensé: “¿Es real esto?”. Sí, fue real. Luego de un par de reuniones por Zoom y WhatsApp, escuchar la canción, presentarles dos propuestas, corregir, agregar otros ítems a la ilustración y coincidir con lo que Facu y su equipo querían en la portada de “Luna”, el diseño estuvo listo y la alegría fue de parte y parte. Por si gustan verla, “Luna” está en todas las plataformas de música. Es una canción genial y, por medio de su portada, Unknown Artista quedó internacionalmente catapultado para siempre.


RC: Por último, ¿cómo ha cambiado tu vida desde la creación de “Unknown”?

D: Ha sido un frenesí positivo en mi vida y las de quienes nos siguen. Unknown, por ejemplo, me ha permitido admitir sentimientos que quizá antes no podía o quería admitir: allí hago catarsis y muchos se identifican con eso. Además, siempre están los que me dan las gracias por cada imagen, post o mensaje de buenos días. Ha sido muy bueno. Me siento más que agradecido.