Sincelejo pone sobre la mesa los requerimientos necesarios para el regreso a clases presenciales

En el marco de una rueda de prensa, la administración entregó a toda la comunidad educativa los requerimientos para el retorno presencial a las aulas del municipio de Sincelejo, que, según lo indicado por el Ministerio de Educación Nacional, mediante Resolución 777, se realizará el 15 de julio.


Cortesía

“Quiero generar confianza a los padres de familia, que crean en que todo este equipo, conjuntamente con los rectores, tiene toda la disposición para minimizar riesgos y brindar calidad a nuestros niños, niñas y adolescentes en las instituciones educativas”, expresó el alcalde, Andrés Gómez.

De acuerdo a lo puntualizado por la administración, los colegios privados que retornaron a las clases presenciales el 12 de julio, así como las instituciones oficiales están bajo la supervisión de las secretarías de Salud y Educación.


"No podemos seguir con los niños encerrados. Nosotros somos un ente territorial que dinamiza y desarrolla la política pública educativa generada desde el mismo Ministerio de Educación Nacional", precisó Álvaro Hoyos Romero, secretario de Educación de Sincelejo.

Dentro de los protocolos exigidos está el consentimiento firmado por los padres de familia, el uso obligatorio de tapabocas, el distanciamiento de un metro en el salón de clases, el área de lavado de manos y desinfección.


“Los estudiantes que no cuenten con el consentimiento firmado de los padres para asistir a las aulas accederán al servicio educativo con apoyo de guías y trabajo virtual”, agregó Hoyos Romero.


Actualmente, el municipio presenta más del 70% de docentes vacunados “Esa es una cifra de la semana anterior y vamos avanzando rápidamente. El compromiso es que nuestro cuerpo docente oficial y privado esté vacunado para que pueda prestar el servicio de manera presencial”, aseguró el alcalde.


La administración anuncio que en los próximos días el área de Inspección y Vigilancia de la Secretaría de Educación hará presencia en establecimientos educativos para verificar el cumplimiento de las orientaciones dadas.