¿Qué ha pasado con el dragado del Canal del Dique?

El dragado fue suspendido desde el pasado viernes debido a las torrenciales lluvias. Asoportuaria solicitó a Cormagdalena que se continúen las labores de remoción para evitar afectaciones futuras.

Son diversas las preocupaciones entorno al dragado del Canal del Dique. Foto: cortesía.

Desde el pasado viernes las labores de dragado del Canal del Dique fueron suspendidas. Actualmente continúa “la incertidumbre” por las diferentes afectaciones que podrían derivarse de la emergencia climática por la que se atraviesa actualmente en el país. Por ello, tanto ciudadanos como la Asoportuaria han solicitado que se retomen las acciones de dragado, pues aún no hay fecha establecida ni claridad en como se llevará a cabo la situación contractual de dichos procedimientos.

Precisamente fue Lucas Ariza, el director ejecutivo de la Asociación Portuaria de Barranquilla (Asoportuaria), quien solicitó a la Corporación Autónoma Regional del Río Grande de la Magdalena (Cormagdalena) que se retomaran las labores de dragado “cuanto antes”, esto con la finalidad, según él, de evitar problemáticas posteriores debido a las “altas sedimentaciones que podrían llegar hasta el canal de acceso desde el interior del país”.

Ariza precisó además que actualmente las condiciones de navegabilidad “son muy desfavorables” (pese a que actualmente el calado está en nueve metros). Aseguró que el cuerpo de agua “no está apto” para navegar ni para llevar a cabo operaciones de entrada o salida de embarcaciones.

“Se suspendió la draga y lo más probable es que esta decisión acarreará serias afectaciones. Es fundamental que se establezca cuanto antes la forma en la que se va a dar garantía del dragado al menos hasta fin de año para así no dejar que tengamos una crisis y luego tener que salir a correr, porque realmente se pierde mucho”, aseveró.

De igual forma, el director de Asoportuaria manifestó que las torrenciales lluvias causarán “mayores caudales y eventualmente mayor sedimentación”.

“Tenemos un calado de 9 metros que no es el mejor, puede ser mayor, y lo que se pretende es que se vuelva a dragar. Por el momento no tenemos las condiciones óptimas y probablemente si no se empieza con esas labores de dragado se va a deteriorar aún más”, añadió.

Ante esta situación, el capitán de Puerto de Barranquilla, Jesús Zambrano, aseguró que por parte de la Dirección General Maritima (Dimar) actualmente se están llevando a cabo “levantamientos batimétricos” de forma permanente en el canal de acceso. Esto, según él, con la finalidad de “determinar de qué manera esta ola invernal aporta mayor cantidad de sedimentos a la zona”.

Respecto a las factibles problemáticas que podrían generarse, el capitán manifestó que “ya se dio aviso” anticipadamente a las autoridades locales y Cormagdalena respecto a las condiciones invernales que se darían en el país para estos meses, esto, según explicó, con el objetivo de prever la disponibilidad de la respectiva draga.

“Con la precipitación de las lluvias en estos meses se espera de forma definitiva un ascenso superior de sedimentos, por ello es sumamente indispensable tener un equipo de dragado que esté haciendo su control”, indicó.

De igual forma, Zambrano aseguró que en los distintos controles que se están llevando a cabo se ha evidenciado que aproximadamente desde el mes de julio y hasta la fecha el caudal del río Magdalena y la rapidez de la corriente está arriba de lo normal. Precisó que los caudales han llegado incluso a los 12.000 m³ por segundo.

Por último, el capitán explicó que por el momento se ha restringido la navegación durante ciertas horas del día “y para cierta dimensión de las naves y los buques”. Precisó que actualmente “se están autorizando maniobras con dos pilotos prácticos y más remolcadores para que se pueda lograr mayor seguridad en las actividades”.