Protege al medio ambiente, desde el hogar

Se ha disminuido los índices de contaminación en el planeta, pero ¿qué se está haciendo desde casa?



Estar en confinamiento obligatorio, ha privado a la comunidad de salir y frecuentar lugares comunes, como los centros comerciales y los ecosistemas atractivos para vacacionar, lo que ha permitido un resurgimiento de la naturaleza; los animales silvestres a retomado su hogar y la calidad de aire ha mejorado. El planeta ha tenido un respiro mientras se está en casa, sin embargo, el ser humano es presa fácil de la ansiedad y el miedo. Según la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), anualmente más de 127 millones de toneladas de alimentos se desperdician en Latianoamérica y El Caribe, lo que equivale a 223 kilogramos por persona por año. En Colombia, de acuerdo con las últimas estadísticas de esta organización y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), anualmente se pierden 9,76 millones de toneladas de alimentos, lo que representa el 34 por ciento de la producción total del país. Cifras que se registran un día normal, ¿qué se espera si todos estamos en el hogar? Por ello, el quedarse en casa es un verdadero reto desde todas perspectivas; hay que hacer frente a la circunstancia y no ser esclavo del temor al desabastecimiento, porque gracias a él, se hacen compras excesivas sin la necesidad, generando así, grandes cantidades de desechos. Por tal razón, en RegionCaribe.ORG te brindamos varias alternativas para reducir el impacto al medio ambiente desde casa. Lo más importante, bajar el nivel de basura que se genera en el hogar para no generar tanto impacto en el medio ambiente. Por eso uno de los primeros aspectos que se debe tener en cuenta es hacer un listado antes de ir a mercar y ceñirse a él con el fin de evitar la compra de cosas que no sean prioritarias.   Use cartón y vidrio; al utilizar este tipo de productos es una manera de apoyar la economía circular, pues con ellos, se aprovecha el recurso al máximo, al ser estos materiales reutilizables y convertirse en otro producto. Sustituya servilletas y toallas de papel, por las servilletas de tela e incluso recurra a retazos o algunas prendas a las que no se les esté dando ninguna utilidad. Lo ideal es que no haya en los hogares elementos de plástico como botellas de gaseosa o de otros productos, pero si los hay, se les puede dar un segundo uso sembrando plantas o creando elementos decorativos. Recuerda, el objetivo es tratar de aprovechar al máximo los recursos.