top of page

¿Por qué el año finaliza precisamente el 31 de diciembre?

En la antigua ciudad de Segeda una guerra se gestó en contra de los celtíberos, situación que provocó que los romanos cambiaran su calendario al que conocemos hoy en día.

Foto: cortesía.

Ya faltan pocos días para despedir este 2022 y darle la bienvenida a un año nuevo este 31 de diciembre. En casa no falta la comida, fiesta y decoración; los niños corren, las familias bailan y se divierten, ya es una fecha especial.

No obstante, ¿Cuántas veces nos hemos detenido a penar por qué es precisamente el 31 de diciembre esa fecha en la que culmina el año?

La realidad es que el fin de año no siempre se celebró en diciembre. Antiguamente en Segeda, ciudad celtibérica que quedaba en inmediaciones pequeño pueblo de Mara, cerca de Calatayud, el fin de año técnicamente se celebraba anualmente el 15 de marzo, pues era ese día en el cual se escogían a los cónsules (el cargo de rango más alto en la República Romana); sin embargo, hace más de dos mil años hubo una problemática entre los belos y los romanos, pues los belos decidieron expandir sus murallas, acto que Roma tomó como un ataque teniendo en cuenta que 20 años atrás se había firmado un acuerdo posterior a la primera guerra celtibérica.

En vista del “irrespeto” al acuerdo firmado, los romanos decidieron tomar una decisión “sin precedentes”, pues ante la necesidad de enviar a un ejercito “bien armado y constituido” y por supuesto, numeroso, el año político en Roma debió ser adelantado hasta el 1 de enero, escogiendo entonces a un nuevo cónsul y un equipo para combatir contra los belos.

Desde entonces, cada 31 de diciembre cientos de familias alrededor del mundo se preparan para darle la bienvenida a lo que hoy día conocemos como Año Nuevo. Se suele hablar respecto al año que paso y a los nuevos planes, propósitos y metas para el nuevo año que inicia.


Tradiciones y rituales

Con el paso del tiempo todo va cambiando, todo va transformándose y al parecer todo va convirtiéndose en algo más tranquilo y familiar. Hoy día ya nada se hace por el poder o la guerra el 31 de diciembre o el 1 de enero, sino por tradición, unión y esperanza de iniciar nuevamente desde el día 1. Muchas familias tienen sus propias costumbres y cada una de ellas convierte esas costumbres en algo especial que incluso se hereda de generación en generación, siendo casi que un ritual, entre los que encontramos:

· Comer 12 uvas: una de las tradiciones más conocida es esta de comer 12 uvas justamente cuando el reloj marque la medianoche. Según la historia, cada una de las uvas es la representación de un propósito que anhela cumplir el siguiente año. Es una tradición que se realiza más que todo en países de Latinoamérica.

· Lentejas en los bolsillos o al aire: en muchas partes del mundo la gente suele comer lentejas el fin de año para atraer la salud y cosas positivas; no obstante, en Colombia la tradición suele ser un poco distinta, pues las lentejas suelen lanzarse cruda por los aires cuando dan las 12 o simplemente se traen metidas en los bolsillos del pantalón. Esto, según la historia, se hace para atraer riquezas, dinero y fortuna. Hay incluso personas que ubican lentejas por ciertos rincones de la casa como un amuleto de buena suerte.

· Pasear con maletas: otra de las curiosidades que personas suelen hacer para despedir la Nochevieja es pasear por la calle con grandes maletas. Según cuenta la historia, esto se hace con el objetivo de atraer viajes, paseos y vacaciones a lo largo del año. Normalmente dentro de la maleta se meten prendas de sitios a donde se quiera viajar, por ejemplo, si se quiere ir a Bogotá se mete ropa de frío, si se quiere ir a Santa Marta se mete ropa de calor.

Como estas, existen otros cientos de rituales que realizan personas alrededor del mundo para despedir el año, pues aunque no todos tenemos las mismas costumbres, compartimos el hecho de ser humanos y de estar en el mismo planeta tierra.

Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page