Los novedosos juguetes que han remplazado a los tradicionales

Con el paso de los años los juguetes tradicionales han perdido bagaje en la elección del tipo de juguetería que los niños de hoy en día prefieren.




Por: Karelis Sarmiento


Las calles del centro de la ciudad de Barranquilla reciben día a día a cientos de personas, en ellas deambulan comerciantes de todo tipo y personas que por algun interés llegan allí, pero es diciembre el mes donde las calles de este lugar simbólico no son suficientes para el numero de personas que por ella trafican.


Cada año para esta época donde las brisas son infaltables, el Paseo Bolívar, una calle muy conocida del centro, le abren paso a una Feria de juguetes para darle un lugar a todos esos vendedores informales y ubicarlos allí, también se ubican a comerciantes que durante años han trabajado en el sector de la juguetería. El solar de la plaza de Bolívar donde solo se encuentran árboles y bancas el resto del año es el escenario predilecto para ubicar a los vendedores.



Desde los 16 años Edgar David Consuegra ha estado vinculado al comercio, inició hace 30 años en las calles del centro, frecuentaba mucho el paseo Bolivar, vendiendo medias e interiores con lo que ganaba subsistía, le daba para vivir y aportar en su hogar.


Hace tres años este barranquillero de 46 años se vinculó a la Feria del Juguete que realiza la Alcaldía de Barranquilla, allí vende bicicleta, patines, monopatines, muñecas, transformers, motos eléctricas, motos manuales y monopatines, los precios de estos productos oscilan entre 180.000, 380.000 o 400.000 dependiendo de la calidad.


El local cuenta con productos novedosos para ofrecer, esos que son los más buscados en el mercado en esta temporada, cuenta con las patinetas de humo y otros que vienen con bluetooth y con memoria.


"la tecnología con el paso de los años ha opacado los juguetes tradicionales como el trompo, el yo-yo, la matraca o la perinola, a los niños no les parece atractivo ni les genera distracción lo que hace décadas era una maravilla y le alegraba los días a cualquier infante" Edgar Consuegra.


Esta feria del Juguete es la más grande de la ciudad, también se encuentran 4 más ubicadas en la plaza de la Concordia, el cementerio Universal, el Malecón del Río y alrededor del Estadio Metropolitano, en total son 324 los vendedores beneficiados con tener un puesto en cada una de ellas.


Maria fernanda perozo es otra de las comerciantes que al igual que Edgar tiene su local en la Plaza de Bolívar, lleva cuatro años de estar participando y comenta que lo que hacen es ir a postularse, llevan los requisitos y si cumplen con lo pedido, la Alcaldía les asigna su punto. Dentro de los requisitos se encuentra ejercer una actividad comercial lícita, no tener ningún tipo de antecedentes o problemas de convivencia en anteriores ferias, entre otros.


En el punto de maria fernanda se maneja la juguetería de niño, niñas; motos, carros recargables, muñecas, fábricas de helados y pistas de carros, los precios oscilan desde 10.000 hasta 300.000 dependiendo del tamaño.



Los Juguetes nuevos de 2019 que están en el punto de esta barranquillera, son la farica de hacer slime que está en 70.000, la pista de trenes que bota humo de verdad en 95.000 y la pista del tiburon en 75.000, lo novedoso es un poco más costoso.


"Pues ya a las niñas no le gustan las muñecas, prefieren el maquillaje, cuando viene acá, las mamás o quienes vienen con ellas las ponen a escoger y eligen la máquina para hacer unas, o la máquina para hacer helados, es raro que se quieran llevar una muñeca" María Fernanda Perozo.


Edgar Consuegra opina muy parecido a María Fernanda, "ahora cualquier cosa trae memoria, música, o vienen eléctricos, han inventado tantas cosas nuevas que el mismo paso del tiempo va haciendo que lo tradicional se acabe".


Con los precios elevados de los productos pese a lo novedosos que son, estos locales se hace en promedio 3 millones diarios, pero la ganancia es poca, porque el valor por el que se compró.

© 2019 por Stella Marketing