Lo que debe tener en cuenta para enfrentar la nueva normalidad

En medio del proceso de reactivación económica que se está impulsando, los ciudadanos deberán ir retomando sus actividades de manera presencial, lo que puede ocasionar en ellos diferentes temores.

Hace poco más de un año que la vida de todos cambió por completo con la aparición del virus Covid-19, el cual nos obligó a adaptar nuestras formas de realizar actividades diarias como salir a las calles, trabajar y socializar, a nuevas condiciones como el uso de tapabocas, lavado de manos frecuente y el distanciamiento social que nos llevó a permanecer en confinamiento por mucho tiempo.


A la fecha el virus continúa entre nosotros, sin embargo, ahora existen una gran variedad de vacunas de por medio que abren la puerta a ir retomando la vida de manera "normal", dejando a un lado el trabajo y estudio en casa y volver a los espacios correspondientes de la rutina.


El panorama parece alentador, aunque son muchas las personas que pueden presentar inconvenientes a la hora de enfrentarse a una nueva realidad, debido a miedos que se han estado creando durante este tiempo de encierro en casa.


"Nada va a ser como antes, muchas cosas van a cambiar. La virtualidad se va a imponer y va a marcar mucho la vida en nuestros trabajos. El ser humano le teme a todo lo desconocido, a lo incierto, hay un temor a que nada vuelva a ser igual y hay que entender que nada volverá a serlo. Poco a poco nos iremos acostumbrando. El principal temor que va a predominar diría yo, es el temor al contagio, unas personas fueron más ansiosas que otras en ese sentido".

Así lo afirma María Eugenia Reátiga, psicóloga clínica, docente y psicoterapeuta en diálogo con #REGIONCARIBEORG, quien además explicó que esta nueva etapa de reactivación de las actividades también tendrá un impacto en los niños, a quienes sugiere hablarles de manera asertiva sin generar miedo en ellos, nunca entregando una mirada trágica del asunto sino por el contrario mostrándoles que se está haciendo algo por resolver la situación.


"A los niños hay que explicarle en términos apropiados para su nivel de comprensión. La historia de un animalito que enfermaba mucho especialmente a las personas mayores y a los que tenían ciertos riesgos. Hay que darles confianza, decirles que afortunadamente ya hay vacunas y que muchísimas personas ya en nuestro país están protegidas, que las vacunas son soldaditos que protegen del contagio".

Así mismo, Reátiga asegura que el retorno de los niños a sus aulas de clase representa múltiples beneficios para su desarrollo y crecimiento. "Va a ser sin duda enriquecedor volver al colegio, la razón más importante es precisamente poder socializar con sus amigos, jugar en grupo, discutir, resolver problemas; todas esas cosas son muy necesarias para el niño en lo emocional", afirma.


Tres puntos claves

Durante este tiempo de pandemia nos vimos enfrentados a diversas situaciones que sin duda alguna nos han marcado y nos llevaron a valorar lo que somos, lo que tenemos y a quienes nos rodean. De acuerdo con Reátiga, existen tres puntos que son claves en estos momentos de ir encontrándonos con la nueva normalidad y permitirán asumirlo de manera mucho más llevadera.


1. ¿Qué aprendí con la cuarentena?: es fundamental realizarse esta pregunta y tener una respuesta clara. Así hayan sido aprendizajes dolorosos, como aprender a restringir, a vivir en deudas, a perder, a renunciar, entre otros, hay que hacer los duelos necesarios. La cuarentena nos hizo sentir nuestras debilidades, conocer las vulnerabilidades y eso da fortaleza si se es consciente de qué aprendí, de qué me sirvió, para que todo ese dolor y sufrimiento no haya sido en vano.


2. La realidad de los hechos: la fuente principal de la tranquilidad es saber que esta nunca será total, aún sin cuarentena. Lo importante es el conocimiento que se tiene hoy en día alrededor del Covid-19, tener claro que la realidad de los hechos está en constante cambio, que ya existen vacunas y que conocemos mejor la enfermedad para darle un mejor manejo cuando esta se presenta.


3. Cuidarse y ser más responsables: es necesario continuar cumpliendo con los protocolos de bioseguridad. En estos momentos cada persona es responsable del cuidado de su salud y debe evitar los lugares cerrados, aglomeraciones, hay que saber que lavarse las manos es la mejor medida, que el distanciamiento social es excelente, usar el tapabocas y fortalecer las defensas con buena alimentación.