Llegan las lluvias y las alarmas se encienden en Barranquilla

La Oficina de Gestión del Riesgo del Distrito, en efecto, hizo un llamado a la ciudadanía para que tome las medidas preventivas necesarias.



La temporada de lluvias ha iniciado en el departamento del Atlántico y con ella el sin fin de problemáticas que año tras año azotan a la comunidad en general.


Aunque si bien es cierto, la canalización de los arroyos ha mejorado el panorama frente a las fuertes precipitaciones, aún falta mucho pars acabar de raíz con los arroyos en la ciudad.


Este medio conoció que pese a las obras que se han desarrollado para mitigar la fuerza del agua que baja por la carrera 43, aún los comerciantes del centro de la ciudad que laboran sobre la nombrada vía sufren cuando llueve.


Eduardo Meza, tiene su lugar de trabajo en la carrera 44 con calle 38, y asegura que si bien es cierto, la fuerza con la que baja el agua ha disminuido, aún el sectoe se vuelve un caos cuando llueve.


Meza advirtió que con la lluvia del pasado domingo se pudo evidenciar que las lluvias aún continúan siendo un peligro, no solo para los comerciantes, sino también para las personas que transitan por el sector.


Frente a esto, Dina Pardo, presidente de Asocentro, manifestó que se realizan estudios que ayuden a mejorar las condiciones de los comerciantes en el centro de la ciudad, en especial en esta época del año.


Por su parte, Ana Saltarín Jiménez, jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo del Distrito, enumeró alguas. Edidas que se deben tomar en esta temporada de lluvias que apenas comienza.


–Evite arrojar basuras en los arroyos, dado que esto produce represamientos e inundaciones en los períodos de lluvia.


–Realice limpieza y mantenimiento de las rejillas, alcantarillado, canales y bajantes.


Esto evitará taponamientos y obstrucciones en su vivienda.


–No compre ni alquile lotes o viviendas en zonas de laderas o en zonas de rondas hídricas que presenten amenazas alta y muy alta por el fenómeno natural de remoción en masa.


–Construya solo con asesoría técnica y cumpliendo las normas de construcciones sismorresistentes.


–Realice el adecuado mantenimiento a los árboles que tenga en su propiedad, dando aviso a las autoridades competentes si es necesario su tala.


–Reubique o evite tener elementos metálicos de gran proporción en terrazas, patios o solares.


–Asegure cubiertas, tejas, ventanas y demás objetos que pueda arrastrar el viento.


–Evite circular en zonas de construcción en altura, utilice el andén dispuesto y protegido para circular.


Durante la lluvia se debe suspender la ejecución de obras, especialmente en altura, resaltó Saltarín.