Las mujeres protagonistas de los peinados afro que se imponen en diciembre

Nos trasladamos hasta el Centro, justo en la carrera 41 con calle 37, sector en el que docenas de mujeres afrodescendientes trabajan diariamente elaborando peinados.


Una silla, peinetas y rollos de cabello son suficientes para que docenas de mujeres se ubiquen entre lo negocios del Centro, para desarrollar una labor que por cliente puede tardar entre 1 a 2 horas y media. Se trata de los peinados afro, especialmente las trenzas que nuevamente según cuentan sus creadoras, se están poniendo de moda.


Cindy Valdez, una de las mujeres que se dedica a esto, atribuye el éxito de los peinados en esta temporada, a la popularidad que tienen cada vez más los estilos que promueven artistas de éxito internacional como Goyo de la agrupación ChocQuibTown.


A pesar de esto, no hay diciembre y época de carnaval en que estas mujeres no se tomen el Centro para peinar a hombres y mujeres que llegan a ellas en busca de un look diferente.




Lo que hacen, lo han aprendido desde pequeñas. Ellas aseguran que es un don que viene en la sangre y que se transmite de generación en generación.


Cindy en su caso, tiene una pequeña hija que va al Centro con ella a aprender y ayudar. Tiene claro que su prioridad es que la hija estudie, pero también desea que conozca de la cultura afro.


Valdez es estudiante de Trabajo Social y además, tiene una papelería con la que se sostiene durante todo el año. Cuando finaliza sus clases, se viene desde el barrio San Luis para ganarse un buen dinero, como ella misma confiesa.


Los peinados tienen un valor que varían de acuerdo a lo complejo del mismo. Estos van desde los $30.000 hasta $100.000 mil pesos y en un día pueden hacer hasta 5 peinados.



Nellys Herazo Casianni, otra de las mujeres, desde sus 15 años aprendió a peinar y así como ella, sus hermanas también conocen la dinámica y aprovechan diciembre y carnavales para trasladarse hasta el Centro y laborar desde las 9:00 de la mañana hasta las 4 o 5 de la tarde. 


Vienen de diferentes barrios del suroccidente y hoy en día, están muy complacidas por la acogida de las trenzas en esta época decembrina, que impulsa su labor y promueve la cultura.