Las brisas del Magdalena trajeron de vuelta las letras de Marvel Moreno



Autor: Andrea Hasselbrinck


Existe en el caribe un gran número de escritores, vasto como el río Magdalena, pero así como su calado, si no se le presta la suficiente atención decrece.


Obras que merecen ser resaltadas por sus contenidos y/o autores han revivido gracias a esta segunda edición del Libraq, una de esas escritoras es el Rostro de Marvel Moreno, aquella señora capaz de plasmar las realidades y problemáticas de las mujeres en la sociedad elitista de la Barranquilla de los años 40 y 50.


Con un estilo de redacción casi barroco, Moreno cautiva con sus narrativas y temáticas, dándonos una perspectiva diferente de una misma realidad, la sociedad del caribe colombiano .


¿ Qué pasó con Marvel Moreno y la difusión masiva de sus escritos? Para su época, por más brillantes que sean sus letras no se difundían tanto por solo un hecho, ser mujer.


Lo positivo es que existen personas como Mercedes Ortega Gonzales-Rubio y Consuelo Posada Giraldo que hicieron de su misión de vida el estudio de la obra de esta escritora , cada una desde su visión de mundo, analizando ese punto de debate entre científicos y literatos: la literatura como un que ventana de realidades.


Si bien es cierto, a la hora de escribir se busca tener verosimilitud e intertextualidad, también se busca tener una psicología bien estructurada de los personajes y un entorno social, político y cultural que encaje con las bases de la realidad manteniendo un equilibrio entre lo real y lo ficticio, aunque en este entorno a veces la realidad se compone de hechos que parecen ficticios.


De allí nace la necesidad de generar foros como el ‘Río de Letras, Mar de Libros. Marvel Moreno y el Mundo Femenino del Caribe’ , donde se abren espacios de reflexión acerca de nuestras realidades y se erradica esa frase que tanto le dicen los estudiantes de Mercedes Ortega cuando los manda a leer a esta escritora “ ay, yo no sabía de ella, ¿por qué no la conocí antes?“ o “ profe, verdad , leí este cuento de Marvel y me acordé de mi mamá, mi tía, mi prima “ y los peores “ eso me ha pasado a mi”.


En su ponencia Mercedes comentaba que “La narrativa de Moreno tematiza estos cambios, indagando en las causas de la opresión y las etapas de la emancipación, previendo incluso su futuro desarrollo. Por lo mismo, su literatura mantiene hasta hoy un tono que inspira a las nuevas generaciones.”


Se dejó en claro que es casi una obligación ética y moral leer a Moreno, pues a través de las realidades que plasma sobre la necesidad de ”desobediencia“ y liberación que la mujer necesitaba y aún necesita solo puede cambiar por nosotros mismos, y que los hombres (que les va como el cuento de La Hamaca de José Félix Fuenmayor en la mayoría de las historia de Moreno) puedan identificar allí esos actos en los que estamos fallando todos, incluyendo esa desaparición temporal de los escritos de Marvel Moreno.