"Hay que luchar contra la mareta pa' ganar el sustento" : Pescador de Puerto Colombia

De sus 66 años de vida, Tony tiene 40 años navegando en el mar del municipio de Puerto Colombia, Atlántico, para la pesca. En días de fuertes vientos, se encomienda a Dios para enfrentarse contra olas de hasta 8 metros, así como lo hacen los 30 pescadores que salen todos los días desde las 6 AM.

Fotografía: Natalie Berdugo


Las autoridades marítimas anuncian vientos de 30 km a 50 km por hora, Tony se encuentra junto a su compañero, amarrando una carpa azul de plástico desilachada por la brisa y la sal a la torre de salvavidas, tarea que con este clima se hace un poco larga. Al preguntarle sobre si prefiere no salir debido a la marea, me contesta con seguridad que "hay que luchar contra la mareta, pa' ganar el sustento, porque sino hambre corrida en la casa".


Finalmente el cambuche queda listo para la lancha que su compañero arregla, un mantenimiento infaltable cada uno o dos años, Tony se arrecuesta en ella donde tranquilamente me cuenta que es conciente que el mar es peligroso con las brisas, pero que esta acostumbrado pues ellos, los pescadores aprendieron de sus padres.


"Ya es práctica, los papas nos enseñaron a luchar contra la mareta, sabemos nadar todos, la mayoría tiene que saber nadar, el que no sabe nadar se ahoga, mas porque ahí hay una parte que se llame le pase de la culebra, es la parte mas peligrosa"

Comenta Tony


7 lanchas con 21 pescadores salen a las 6 de la mañana, contra viento y marea, salen asegurados con su chaleco y encomendados a Dios. Navegan media hora esperan pacientes acompañados del sol y el rocío del mar, llegando a la orilla a las 3 o 4 de la tarde, según Tony en temporada de mar de leva, porque en temporada tranquila se quedan hasta la noche.


"En tiempo de calma pueden durar el día y parte de la noche. Hay mas proporción de pesca porque ahí se pesca el pargo, la cojinúa, el tiburón, el chocolate, guajú"

Recogiendo entre 20 y 40 kg y si el día estuvo bueno, Tony comenta que pueden llegar a pescar 100 kg de pescado.


"Recomendarse a Dios, que es es el que manda" afirma Tony, sobre los miedos de ahogarse en el mar, agregando que nadie ha tenido algún accidente fatal, pero que es normal que alguna lancha se quiera hundir, entre compañeros se apoyan, ya que las lanchas deben ir cerca una a la otra.