Festival Nacional del Caimán Cienaguero llega a su edición 57

La tradicional fiesta se realizará en Ciénaga, entre el 16 y 19 de enero próximo.

El gobernador Carlos Caicedo con las soberanas del Festival Nacional del Caimán Cienaguero, Harleg Vanessa Munive y Keilly Gordillo Blanco. Foto: Prensa - Gobernación.


Por: Aldira Chamorro Ojeda


El municipio de ciénaga se encuentra listo para recibir con tradición, folclor, reinas y mucha alegría, a todos los que deseen vivir la experiencia de la cultura ancestral que representa el Festival Nacional del Caimán Cienaguero, que este año llega a su edición número 57.


El lanzamiento de la festividad se realizó en el auditorio de la Cámara de Comercio de Santa Marta y, posteriormente, la comitiva visitó al gobernador Carlos Caicedo, quien brindó su respaldo a esta expresión, representativa del territorio magdalenense.


La presentación del festival estuvo a cargo del alcalde de Ciénaga, Luis Tete Samper, junto a la reina central de la fiesta, Keilly Gordillo Blanco, y la reina infantil, Harleg Vanessa Munive, quienes invitaron a toda la comunidad de la región Caribe a disfrutar cuatro días de goce, baile y música.


La nómina musical internacional que animará el festival, está integrada por Kinito Méndez y Hansel y Raúl. La representación nacional estará a cargo de Peter Manjarrés, Diego Daza, Elder Dayán Díaz, Dolcey Gutiérrez y Mr. Black, entre otros.

Foto: Prensa - Gobernación.


El caimán que se llevó a Tomasita


Cuenta la historia que un 20 de enero, día de San Sebastián, se encontraba en Ciénaga un grupo de pescadores que llegaron de Pueblo Viejo y estaban en una animada parranda en el barrio “Cachimbero”, ubicado a orillas del mar, en casa de Miguel Bojato, quien vivía con su mujer Ana Carmela Urieles y sus dos hijas, Juanita y la cumplimentada Tomasita.


Miguel Bojato envió a las hermanas al mercado a comprar el ron y la comida para continuar con la fiesta. Aunque todo era alegría, cantos y bailes de cumbias y puyas, un ambiente de preocupación comenzó a apoderarse de los asistentes por la tardanza de Juanita y Tomasita.


De pronto aparece Juanita y Miguel sale presuroso a su encuentro. Con voz entrecortada preguntó: “Mijita linda ¿Dónde está tu hermana?”. Juanita lo miró y gritando respondió: “El caimán se la llevó”.


Juanita contó que su hermana Tomasita fue a lavarse los pies en las aguas de un brazo de la ciénaga, se distrajo, resbaló y “un maldito caimán se la comió”. Los asistentes a la fiesta, en su gran mayoría miembros de la Familia Bojato y Urieles, se trasladaron al mercado en busca de Tomasita, con resultados infructuosos.


Al que si encontraron fue al caimán, al que dieron muerte con palos y arpones. El animal, montado en una troja construida con varas de mangle, fue llevado a casa de los Bojato, acompañado de dos filas de danzantes, una de cada lado del caimán.