top of page

Emiten alerta ante inicio de temporada seca en el Caribe

Niveles del río Magdalena bajaron a 5.44 metros.

Cortesía: Gobernación


Desde finales de diciembre hasta la fecha los niveles del río Magdalena han bajado un metro y medio llegando hasta 5.44 metros, cuando la máxima era de 8.30 metros, en ese entonces las corrientes de agua amenazaban con inundaciones en el sur del Atlántico a mediados de octubre y noviembre.


Por otro lado, la Corporación Autónoma Regional del Atlántico –C.R.A, emitió una alerta ante la posibilidad de presentarse incendios forestales como consecuencia de la sequía y la falta de oxigenación en los cuerpos de agua, como mortandad de peces en los cuerpos de agua del Departamento debido a las condiciones climáticas que se vienen afrontado. Ante esta situación, el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales de Colombia –IDEAM, reportó que en los últimos días los vientos en el mar Caribe alcanzaron los 20 a 30 nudos, lo que equivale a entre (37 – 46,3 kilómetros por hora), con posibilidad de ráfagas superiores, lo que ha ocasionado olas en los sistemas cenagosos cercanos de aproximadamente 30-40 cm de altura en cuerpos de agua que normalmente no presentan oleaje y que han ocasionado una resuspensión de los sedimentos no consolidados. Según la bióloga asesora de la C.R.A. Ayari Rojano, “el evento de la muerte de algunos individuos se puede presentar por condiciones naturales si se tiene en cuenta que además de la resuspensión de los sedimentos que contienen materia orgánica, se encuentra gran cantidad de vegetación sumergida y en descomposición en la orilla, incrementando los niveles de materia orgánica así como el follaje del manglar que está soltando las hojas como respuesta al inicio del periodo seco más lo acumulado en años, situación que es natural y se presenta en todos los humedales del Caribe Colombiano”, aseguró. Así mismo, manifestó que el aumento de las poblaciones naturales de algunas especies que generan una alta productividad y alta competencia por alimentación y oxígeno podría también generar la mortandad peces en algunos cuerpos de agua. Desde la entidad hicieron un llamado a los pescadores y comunidad en general, quienes tienen contacto permanente con los cuerpos de agua para que reporten ante la Autoridad Ambiental cualquier anomalía que se presente o si observan la presencia de peces boqueando en la superficie o muertos en las orillas de manera que la Corporación pueda tomar las medidas necesarias ante esta situación.

Comentários


bottom of page