top of page

El futuro de las corridas de toros en Cartagena sigue en suspenso

Esta martes 5 de septiembre tendrá lugar en el Congreso de la República el debate sobre la aprobación de la Ley 309 de 2023, la cual busca prohibir de manera definitiva la realización de las corridas de toros, así como de otro tipo de espectáculos que atenten contra la vida de los diferentes animales. Este tema ha sido motivo de polémica y discusiones entre grupos animalistas y quiénes mantienen posturas de corte más conservador sobre este tipo de eventos.

Con la llegada a la presidencia de Gustavo Petro, los colectivos defensores de animales esperaban que este tipo de eventos fuesen cancelados rápidamente aunque esto ha resultado en un proceso más complejo del que se pensaba en un inicio y uno de los ejemplos que refleja estos es el futuro incierto que rodea a la La plaza de toros La Serrezuela, de la ciudad de Cartagena.


En la capital del departamento de Bolívar no se celebran corridas de toros desde hace casi 10 años, es decir desde la administración de Dionisio Vélez. Esta inactividad ha generado que el Concejo de Cartagena analice el cambiar el nombre a la Plaza de toros.


“Queremos la abolición de las corridas de toros. Tenemos en esta lucha, como grupo ‘Colombia sin toreros’, más de seis años. No estamos solos, hemos contado con el apoyo de fundaciones de España que ya han tenido bastantes resultados en Cataluña, donde fueron abolidas estas corridas. Este proyecto nos hace un país más avanzado y consciente de la crueldad que se comete contra los animales. Ya nos han tumbado varios proyectos, estamos sorprendidos porque esperábamos más de este gobierno, se han incumplido promesas, este gobierno es más ambientalista que animalista y nos ha decepcionado con la apertura de los mataderos municipales”, afirmó Patricia Patiño, activista por los derechos de los animales en Cartagena.


Sin embargo, miembros del gremio taurino han manifestado su desacuerdo con la cancelación de este tipo de espectáculos debido a las grandes pérdidas económicas que esto representaría para los empresario además de afirmar que las plazas de toros son lugares de manifestaciones culturales y de libre expresión.


“Los empresarios taurinos han tenido interés en que se use la Plaza de Toros, pero debido a las negativas, trabas e inconvenientes que han esgrimido los alcaldes de turno para el arrendamiento de esta plaza, la han dejado deteriorar y han preferido no hacerle el mantenimiento de rigor como pretexto de cederla para la realización de festejos no taurinos. No obstante, debemos aceptar su utilización para otros eventos. Pueden realizarse eventos culturales, presentaciones teatrales, musicales y deportivas. Esto no solo serviría para conservarla, sino también para mantenerla y mejorarla”, afirmó Edgardo Baena, vicepresidente de la Federación Mundial Cultural Taurina.


Este martes 5 de septiembre, el Congreso podría tomar una decisión fundamental para el futuro de la llamada "fiesta brava" en Colombia, un debate que se ha extendido durante años sobre si estos espacios son muestras culturales y de entretenimiento o si son actos llenos de crueldad y maltrato que ponen en riesgo tanto a los animales como a las personas que asisten a las plazas.

Entradas Recientes

Ver todo

Comments


bottom of page