Drama de familias en Rebolo tras desbordamiento de arroyo Hospital

Los habitantes están a la espera de que las autoridades pertinentes respondan por la pérdida de sus enseres.


Fotografías de cortesía.


Por: Eliana Almarales


El pasado martes 19 de mayo, se presentó el primer fuerte aguacero del año en la ciudad de Barranquilla y este trajo consigo el desbordamiento del arroyo Hospital en el barrio Rebolo, que dejó las viviendas de muchas familias inundadas y con pérdidas totales de sus enseres.


A pesar de que las obras de canalización del arroyo habían sido finalizadas, el nivel que alcanzó el agua hizo que se desbordará y terminara en las casas de estos habitantes, quienes vivieron momentos de temor.


Arhles Mohamed, quien reside en el sector hace más de 30 años, manifiesta que nunca habían enfrentado una situación parecida. "Nosotros nunca nos habíamos inundado a pesar de que anteriormente era una vía canal, pero esta se encontraba un metro y medio hacía abajo del nivel de las casas. Después con el tema de la canalización lo que hicieron fue tirar una placa de concreto por encima de las viviendas y ante esto, nosotros denunciamos desde un comienzo que la estructura de esa obra no era la mejor, pero nos dijeron que no había problema y que todo iba a estar bien, pero ya vimos que no fue así", asegura.


Este ciudadano explicó que las casas afectadas se encuentran desde la calle 21 con cra 35 hasta las que están ubicadas en la calle 8, "todas terminaron inundadas debido a que el agua que quedó represada en la canal empezó a salir por las rejillas, que se supone son para drenar el agua que cae sobre la placa y como las casas están un metro por debajo de del canal todos nos inundamos".


La comunidad del barrio Rebolo también ha venido denunciando la situación que se presenta en el Caño de la Ahuyama, que según manifiestan se encuentra sedimentando y no soporta el volumen de agua con la descarga de todos los arroyos de la localidad de suroriente, entre esos arroyo Hospital. Por lo anterior aseguran que el día que se presentó la emergencia, el agua quedó represada por debajo de la canalización y esto influyó en las inundaciones.


Además expresan que son varios años en los que vienen solicitando a las autoridades pertinentes que se apersonen de la situación, pero no se toman cartas en el asunto. "Estamos cansados, esta obra evidentemente presenta muchas anomalías. Ellos nos dijeron que iban a traer unas máquinas al Caño de la Ahuyama para sacar el sedimento que arrastra el arroyo y que las aguas puedan tener mayor circulación, pero todavía es la hora y no han llegado", afirma Mohamed.


El pasado año los habitantes de Rebolo, presentaron una acción de tutela en la que se solicitaba revisar las obras y se garantizara el derecho a una vivienda digna, teniendo en cuenta que con la realización del proyecto se vio desmejorada la calidad de vida de las personas del sector.


Ante esto, la Corte Constitucional falló a favor de la comunidad el 16 de mayo de 2019 y ordenó al Distrito reubicar a la comunidad afectada y subsanar los daños ocasionados por la canalización del arroyo Hospital, en el plazo de un mes. Sin embargo, Arlhes manifiesta que "lo que hizo la alcaldía fue dilatar todo el proceso y no cumplir lo ordenado por la Corte. Ante esto estamos pensando con un abogado la posibilidad de entablar un desacato, si ante lo sucedido nadie nos ayuda a solucionar".


Hasta la fecha estas personas damnificadas han recibido mercados y colchonetas por parte de la Administración Distrital y se encuentran a la espera de una mesa de trabajo con la Agencia Distrital de Infraestructura y con la interventoría de la obra para tomar decisiones sobre el asunto.