Diálogos Regionales Vinculantes del Caribe. ¿Cómo se llevó a cabo el encuentro?

El presidente Gustavo Petro fue recibido este sábado con aplausos y vitoreo en su llegada a la capital del Atlántico.

El presidente arribó a la ciudad en horas de la tarde. Foto: Angélica Noguera.

Desde las 7:30 de la mañana de este sábado se abrieron las puertas de la Universidad Reformada, en donde se llevó a cabo el Diálogo Regional Vinculante de la región Caribe.

La asistencia fue masiva, más de 5 mil personas procedentes de distintos municipios y departamentos del territorio caribeño se congregaron en las instalaciones del plantel educativo con el fin de expresar sus peticiones y los de las de las comunidades que representan. Desde grupos LGBTIQ, hasta grupos étnicos como indígenas y afro, pudieron observarse en el espacio. Cada quien llevaba sus distintos emblemas representativos y pancartas con mensajes llamativos.

En el inicio de la jornada se presentaron diversas muestras culturales sobre el escenario, tales como comparsas, las cuales bailaron al ritmo de los sonidos más representativos de la región, como cumbia, merengue, entre otros. Posteriormente los distintos grupos y gremios sociales tuvieron un espacio para expresarle a la ministra de Minas, Irene Vélez, sus requerimientos, pues fue este Ministerio el encargado de presidir el encuentro.

Es preciso recordar que estos diálogos se llevaron a cabo en todo el territorio nacional por parte de la presidencia, con el fin de escuchar a los ciudadanos y conocer cuales son esas necesidades principales que deben tratarse “desde la raíz”, y así poder trabajar esas falencias desde el Plan Nacional de Desarrollo que se ejecutará en el periodo 2022-2026. Así lo ha afirmado el presidente Gustavo Petro en los distintos espacios de diálogo en los que ya ha participado.

De igual forma, en este sitio fue posible conocer también aquellas pequeñas comunidades que se han sentido invisibilizadas y vulneradas. Todos se acercaron hasta el recinto para alzar su voz.

“Hoy vinimos a lo que es un compromiso intrínseco del colombiano. En este caso nos correspondió a los atlanticenses participar en la construcción del Plan Nacional de Desarrollo. Esto siempre se hace, pero a puertas cerradas, con los que saben obviamente y lo respetamos, pero muchas veces corresponde escuchar también la sabiduría popular, la del pueblo, el conocimiento de la gente, de los territorios, de los pueblos, de los indígenas, de los afros. Hoy ellos también tienen conocimiento a través de la experiencia, a través de su entorno, y que mejor que alguien que sea de su entorno puede aportarle al proceso de construcción de un Plan de Desarrollo que sea para la inversión realmente del nuevo Gobierno”, dijo Álvaro Gutiérrez, ciudadano que participó en los Diálogos.

Fueron cientos de personas las que se reunieron en el sitio para interactuar con el presidente. Foto: Angélica Noguera.

En términos generales, la ciudadanía recibió este espacio con mucho agrado, pues afirmaron que este ha sido el primer presidente que “se ha tomado la tarea” de acercarse hasta los ciudadanos y escuchar sus peticiones.

“Por primera vez en la historia de este país hemos tenido un presidente que se está preocupando por lo que las personas de a pie pensemos y lo que tengamos mentalizado para aportar en algo, así sea un pequeño granito de arena. Yo vine hoy a pedirle al presidente que les colabore con el empleo a la juventud, que es la que más se está perdiendo y la que más necesita estar empleada. Respecto al tema de la seguridad en la región opino que todo es una cadena, porque si tienes empleo no vas a tener necesidad de salir a robar o matar para obtener dinero”, dijo por su parte Alba Luz Figueroa.

El presidente de la Nación arribó al plantel estudiantil a eso de las 4:00 de la tarde. Allí, fue recibido por aplausos y vitoreo, los presentes manifestaron su “alegría” de ver al mandatario nacional en el sitio y por varios segundos le dieron a Petro Urrego una muestra de “su satisfacción”.

(Leer también: Masiva asistencia a los Diálogos Regionales Vinculantes en Barranquilla)

Durante su intervención, el jefe de Estado habló respecto a las distintas problemáticas que deben ser solucionadas en la región Caribe. Habló sobre el tema de seguridad, de hambre y de energía eléctrica. Entre sus “promesas” el presidente aseveró que de aquí a dos años se espera que en todo este territorio ribereño habrá “un gran cambio”.

“Democracia es el mundo en donde la gente son dueños de su territorio y su vida y toman las decisiones colectivas. Las gentes del común, la señora de los tintos y el señor que carga los ladrillos. El trabajador y la trabajadora, el estudiante que a veces no almuerza para poder ir a estudiar, esa es la gente del común”, dijo el mandatario durante su intervención.

El presidente tuvo la palabra por alrededor de 45 minutos o una hora, luego de eso fue despedido por aplausos y gritos para posteriormente retirarse con su grupo de seguridad.