Debe primar el cuidado por el medio ambiente para que Barranquilla sea una biodiverciudad

Un experto en temas ambientales analiza la propuesta del Gobierno Nacional que busca que Barranquilla se convierta en una biodiverciudad mediante la integración de la ciudad y el Parque Isla Salamanca.


Vía Parque Isla Salamanca. | Foto: Parques Naturales

Por Eliana Avendaño S.


El pasado fin de semana el presidente Iván Duque anunció que Barranquilla sería la primera biodiverciudad del país, gracias a su ubicación y su cercanía con el Parque Isla Salamanca.


La idea que quiere implementar el Gobierno Nacional con Parques Nacionales, es generar espacios de avistamiento de aves y senderos ecológicos, además de conectar el Parque Isla Salamanca en el departamento en el Atlántico.


“Este parque nacional es uno de los más bonitos que tiene nuestro país y el Caribe. Necesitamos protegerlo, que la ciudadanía se apropie, con afecto y con responsabilidad ambiental”, dijo el primer mandatario.


El propósito de Duque es que este proyecto esté listo antes de que inicie la Asamblea del Banco Interamericano de Desarrollo, para lanzar el concepto de las biodiverciudades en el país, que son territorios que saben convivir con la biodiversidad.


En el marco del taller Construyendo País, el ministro de Medio Ambiente, Ricardo Lozano, habló sobre este proyecto y dijo que “estamos en mora que Barranquilla y el parque Salamanca se integraran. Solamente cruzando el río Magdalena se encuentra el parque, y necesitamos que los ecosistemas se integren”.


Lozano dejó claro que el objetivo de este proyecto propuesto en el Plan Nacional de Desarrollo, es invertir en el uso sostenible del parque y la creación de una plataforma de investigación de ecoturismo en el Caribe y otros modelos sostenibles, así como aprovechar los bienes y servicios que genera este territorio que se une a la Ciénaga Grande de Santa Marta.


El ministro agregó que “toda la eco-región incluye a la Ciénaga Grande, que la estamos perdiendo, es decir, integración del río, la ciudad, el parque, los manglares, el bosque y la ciénaga, pero por su puesto también la participación de la comunidad, los nativos, los pescadores que viven allí”.


Con Barranquilla como primera biodiverciudad se pretende mostrar ante el mundo un ejemplo de integración de la biodiversidad existente en los territorios.


De acuerdo con expertos en temas de biodiversidad, para lograr que esta propuesta del Gobierno sea una realidad, se deben tener en cuenta las regulaciones estrictas de las autoridades ambientales y rígidas para que los visitantes tengan unas recomendaciones.


Ricardo Zapata, docente e investigador de la facultad de Ingeniería Ambiental de la Universidad de la Costa, destaca la importancia que tiene este espacio natural protegido para el medio ambiente en los departamentos aledaños y la región Caribe en general, teniendo en cuenta que es el único lugar del país que colinda con la sierra nevada, el río, la ciénaga, el bosque y el mar.


“El Parque Isla Salamanca es un remanso de aves migratorias y reptiles. Es un nicho ecológico, que es como si fuera una cuna para todas las especies endémicas, la fauna y la flora de la zona”, mencionó.


Según el experto, es difícil que un proyecto como éste se ejecute en poco tiempo y pueda estar listo para la Asamblea del BID, sin embargo, si están los recursos, se hace la inversión y se empieza a trabajar en trámites legales lo antes posible, si podría estar listo en marzo del 2020.


Cuando el proyecto finalice y sea abierto al público, los visitantes deben tener en cuenta recomendaciones básicas, tales como evitar el uso de celulares, ser completamente silenciosos, no colocar restaurantes y ser muy cuidadosos con los residuos.


Además de ceñirse a la regulación de las autoridades, para tener un manejo adecuado de

la reserva y disminuir el impacto que generan los seres humanos en medio de áreas ecológicas protegidas, es importante que guardabosques capacitados conozcan en detalle las especies endémicas de la zona, custodien el entorno y vigilen que los visitantes cumplan con cada una de las recomendaciones para preservar el lugar.


Por último, acerca del diseño del proyecto turístico en el parque Salamanca, Zapata mencionó “tienen que ser senderos ecológicos específicos donde las especies no se sientan vulnerados por la presencia de los humanos”, dijo Zapata.