Cannabis medicinal: una alternativa natural para el tratamiento del dolor

Colombia autorizó recientemente la exportación de la flor seca de cannabis con fines medicinales.

Hacer uso de la conocida planta de marihuana, anteriormente era visto como un tema relacionado al narcotráfico y a aquellas personas que hacían uso de esta con fines recreativos.


Sin embargo, actualmente el cannabis, hace parte de un nuevo mercado que va en crecimiento y tiene usos de gran importancia para el tratamiento de diferentes enfermedades, que la convierten en una alternativa que representa beneficios para mejorar la calidad de vida de muchas personas.


Al respecto de este tema en #REGIONCARIBEORG dialogamos con la Dra. Karina Pérez, anestesióloga especialista en medicina del dolor, quien es vocera de la Clínica de Dolor Integralgia, el primer centro especializado en el uso de Cannabis con un enfoque multidisciplinario e integral en la ciudad de Barranquilla y la región Caribe.


"Somos una clínica de dolor principalmente y dentro de las alternativas del dolor están las líneas que nosotros llamamos líneas de tratamiento. La primera línea es la de dolor leve, la segunda es un dolor más moderado se utilizan otros medicamentos y la tercera línea es la del cannabis medicinal o lo que nosotros le llamamos coadyuvantes ante el manejo del dolor, es decir que el canal no está solo para tratar el dolor y los otros síntomas sino que va acompañado de otros medicamentos", afirma Karina.

En cuanto al manejo de cada paciente, la Dra Pérez, explica que estos pasan por una valoración médica, que puede ser psiquiatra, geriatra, médico de dolor, médico alternativo, neurólogo o neurocirujano y se evalúa si tiene las enfermedades o cumple con los criterios para iniciar el manejo con cannabis medicinal.


"Las patologías principales que se tratan son la epilepsia refractaria, se utiliza también en pacientes con insomnio, ansiedad generalizada, que han probado otros medicamentos y no han tenido buena respuesta, y pacientes con dolor de caracteristicas neuropáticas".

Por otra parte, un punto de importancia a tener en cuenta es la diferencia que existe, en hacer uso de la marihuana de manera inhalada con fines recreativos, y por medio de fármacos en los que se han realizado estudios de manera previa, para consumo medicinal bajo la vigilancia de profesionales.


"Hay que dejar en claro que el cannabis medicinal tiene unos componentes que derivan de la planta de la marihuana y que estos pasan por un proceso de un laboratorio donde se extraen dos sustancias principalmente que son: el cannabidiol y el THC que es el tetrahidrocannabinol, y estos dos componentes son los que más se han estudiado para el tema de controlar los efectos de los síntomas comentados".

Así lo asegura la Dra. Karina, quien además ejemplifica como el cannabidiol se usa principalmente para los pacientes con epilepsia e incluso en pacientes pediátricos. Mientras que, el THC o los combinados con este, se utilizan en pacientes adultos por encima de los 25 años y para las crisis de ansiedad, el insomnio y para el dolor neuropático.

Sobre este tema son muchos los enfoques a tratar, algunos expertos también manifiestan que el consumo del cannabis "recreativo" podría considerarse como un tipo de acción terapeútica, ya que puede representar para muchas personas el alivio ante situaciones diarias de estrés, problemas personales, para disfrutar mejor de las relaciones sexuales e incluso dormir, y al no representar ningún tipo de síntoma perjudicial para la salud esto pasaría a ser muestra que puede ser usado de manera responsable por los adultos sin necesidad de acompañamiento médico.


En Colombia aunque desde el 2016 estaba legalizada la producción de cannabis, recientemente el Gobierno Nacional dio un nuevo paso para el crecimiento de esta industria en el país, autorizando a través de decreto la exportación de la flor seca de marihuana para uso medicinal y además también se permite la fabricación de derivados no psicoactivos de la planta como bebidas, alimentos, productos de uso cosmético y fabricación de textiles, demostrando así la confianza que hay por este sector que puede representar un crecimiento económico importante para el país.