¿Cómo se llevará a cabo el proceso de limpieza de la ciénaga de Mallorquín?

El proyecto se está realizando en una alianza entre el Distrito de Barranquilla y la Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA).

El proceso estaría listo en un plazo no mayor a tres meses. Foto: cortesía.

En pro de pulir los detalles que se necesitan para que el megaproyecto ecoturístico Ecoparque Ciénaga de Mallorquín quede listo y en funcionamiento, la Corporación Autónoma Regional del Atlántico (CRA) y el Distrito de Barranquilla, han puesto en marcha una innovadora técnica que tiene como objetivo descontaminar completamente el cuerpo de agua de la ciénaga.

Para lograr este objetivo, ambas entidades idearon un plan de limpieza mediante recursos naturales que consiste en implementar microalgas para que sean estas las encargadas de todo el proceso de filtración de aguas.

El proyecto de limpieza comenzó este martes y, según el Distrito, la purificación durará apenas tres meses, tiempo suficiente para que las microalgas hagan “su trabajo” y las aguas de la ciénaga de Mallorquín puedan estar limpias y seguras cuando el megaproyecto esté listo.

Según la Alcaldía, esta iniciativa se tomó bajo la premisa de ofrecerles a los turistas una experiencia enriquecedora y una “excelente experiencia” en este tesoro ambiental.

“El arroyo León está vertiendo un componente de aguas servidas de varios municipios del área metropolitana y, por ende, hoy es un día histórico, le vamos a dar vida a todo un ecosistema. Esperamos que este proceso, que ya tiene los recursos garantizados para este y el otro año, se mantenga durante muchos años. Y que sea el renacer de un cuerpo de agua que tiene mucha vida todavía, pero que puede tener más y que se convertirá en fuente de empleo, de ecoturismo y fuente de calidad de vida de los barranquilleros”, manifestó el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo Heins.

Por su parte, Jesús León Insignares, director de la CRA, aseveró que este proyecto tuvo como intención ser basado en la naturaleza y que por ello se eligieron las microalgas, pues estas son altamente a su entorno y prosperan utilizando los nutrientes disponibles en el cuerpo de agua.

“Se hizo el traslado de estas especies hasta las piscinas de bioaumentación, donde se alimentaron, crecieron y estamos, en este momento, inoculando las primeras microalgas en la ciénaga Mallorquín, que van acompañadas de hongos y bacterias, microorganismos vivos que van a mejorar la calidad del agua”, sostuvo el funcionario.

(Le podría interesar: ¿De qué forma se está descontaminando la ciénaga de Mallorquín?)

¿Cómo funciona el proceso de descontaminación?

Para observar como funciona el proceso de limpieza en el cuerpo de agua por medio de las microalgas, la CRA optó por ubicar en nueve puntos de la ciénaga y en un punto en el arroyo León las plantas marinas, para posteriormente observar como se realizaba el proceso.

Según lo que explicó el director de la entidad, para lograr esto utilizaron unas microalgas obtenidas en el cuerpo de agua, es decir, son nativas; sin embargo, fueron retiradas para llevarlas hasta una planta de producción (que se conoce como ficocultivo) y allí se dio su bioacumulación acelerada para que fuesen suficientes para todo el terreno que compone la ciénaga.

El siguiente paso fue arrojarlas y esperar a que realicen su proceso de ‘ficorremediación’ de los contaminantes.

Para transportar las microalgas hasta el cuerpo de agua se utilizará un camión cisterna de 3 mil galones de capacidad. Se inocularán 2 mil 670 galones por jornada y se harán dos jornadas de inoculación por semana. En la ciénaga, el inóculo será depositado en tanques de almacenamiento, los cuales serán vertidos en los puntos escogidos para distribuir e inocular el producto en el cuerpo de agua.

(Lea también: ¿En qué beneficia la recuperación de la Ciénaga de Mallorquín a las comunidades aledañas?)

¿Cuál es el proceso que hace que las microalgas limpien la ciénaga?

Ayari Rojano, asesora del Recurso Hídrico de la CRA, sostuvo que es fundamental que la descontaminación del cuerpo de agua se realice a través de un proceso biológico, y manifestó que la mejor forma de lograr esto es por medio de las microalgas.

Según la profesional las microalgas son “grandes consumidoras” de cargas orgánicas. Explicó que este tipo de planta marina “compite” de forma efectiva con bacterias patógenas y cianobacterias, y bajan las concentraciones de sales. “Incluso, la formación de biopelículas por parte del consorcio microbiano microalgal, son bioestabilizadores de los sedimentos tóxicos”.

Según Rojano, la experiencia ha demostrado que es necesario tratar el ecosistema como “un conjunto de todo”, y no solo enfocarse en revertir la eutrofización, por lo que “restaurar estos cuerpos de agua contaminados es un desafío importante, que se puede abordar de manera sostenible con ficorremediación”.

El proyecto en conjunto se realiza con una inversión de $7 mil millones por parte de l a CRA, entidad pionera en Colombia y Latinoamérica en implementar estrategias de recuperación de cuerpos de agua a través de procesos biológicos alternativos.