¿En qué beneficia la recuperación de la Ciénaga de Mallorquín a las comunidades aledañas?

Según el Distrito, los ciudadanos residentes de Puerto Mocho serían los principales beneficiados.

Ciudadanos recibiendo las ayudas. Foto: cortesía.

Desde hace más de un año inició en la capital del Atlántico uno de los proyectos “emblema” de la administración del alcalde Jaime Pumarejo. Se trata de la recuperación total del cuerpo de agua Ciénaga de Mallorquín, el cual se encuentra ubicado en inmediaciones del corregimiento de la Playa y de lograrse ubicaría oficialmente a Barranquilla como la primera biodiverciudad del país.

Este megaproyecto ha tenido sus pros y contras; sin embargo, hasta el momento sigue “marchando” de acuerdo a lo estipulado y se prevé que pueda estar listo en un plazo no mayor de dos años.

La reconstrucción de este sitio ha implicado ciertas ‘molestias’ a los ciudadanos que viven en inmediaciones del cuerpo de agua. Por ello, el Distrito explicó, a través de sus canales oficiales, que para compensar las problemáticas que podrían generarse por este proyecto, optó por llevar a cabo actividades de apoyo comunitario con entrega de alimentos y valoración de la vía de acceso que se ha deteriorado con mayor rapidez con la reciente temporada invernal.

“La recuperación de la ciénaga de Mallorquín es más que un compromiso para la Administración del alcalde Jaime Pumarejo, que se ha propuesto, en especial por su apuesta social, dignificar a las familias que por años se han ubicado en el sector con mejores condiciones de vida y oportunidades de desarrollo”, dijo la entidad.

Específicamente son los moradores de Puerto Mocho los que serían los directamente beneficiados por la iniciativa que está tomando el Distrito a raíz de la intervención de Mallorquín.

Según explicó la entidad, los habitantes de este sector de Barranquilla habrían tenido la oportunidad de sentarse en una mesa de dialogo con la Administración para, de esta forma, conocer cuales eran esas necesidades y requerimientos que surgieron a raíz de la iniciación del megaproyecto.

“A lo largo de esta Administración, la Alcaldía ha realizado permanentes mesas de trabajo con la comunidad para socializar el proyecto, sus etapas y cómo ellos hacen parte de esta estrategia integral, que los incluye antes, durante y después de la recuperación”, añadió la Alcaldía.

De igual forma, el Distrito explicó que, a través de actividades en donde se incluyó a la comunidad en general, fue posible hacerle entrega a cada familia de artículos que podrían servirles en distintas situaciones, tales como alimentos, prendas de vestir y artículos de aseo personal.

El gerente de Desarrollo Social, Alfredo Carbonell, precisó que para lograr el objetivo se llevaron a cabo reuniones con comerciantes y mototaxistas para explicarles que se les “garantizará” el hecho de que sean ellos los principales beneficiados tras la realización de estas obras.

“Estamos con ellos y vamos a seguir trabajando de la mano con ellos, para que este desarrollo que viene para este sector les beneficie principalmente a quienes históricamente lo han vivido”, afirmó La Administración distrital conoce cómo ha impactado la temporada invernal en las actividades cotidianas de estos caseteros, mototaxistas, pescadores, entre otros, que llevan el sustento de sus hogares a partir de sus labores, y es así como priorizó estos apoyos”, dijo el funcionario.

Juan Toledo, quien es dueño de algunas casetas en la playa de Puerto Mocho, explicó que él personalmente se ha encargado de abanderar a la comunidad en la ejecución de esta reconstrucción y manifestó, además, sentirse “contento” al ver que el Distrito está “poniendo sus ojos” sobre este rincón de la capital del Atlántico.

“Estamos agradecidos con esta actividad que se ha dado hoy hemos venido siendo afectados, un gremio afectado por las lluvias, por el fuerte invierno que se ha dado por esta época y pues darle las gracias por este apoyo y respaldo como lo habido hoy, una entrega de mercados. Gracias a la administración y al alcalde”, apuntó Toledo.

Por su parte, Angi Criales, gerente de Edubar, sostuvo que actualmente las obras se realizan bajo “seguimiento comunitario”. Según ella, las reuniones que se han tenido con la comunidad han sido de gran utilidad para que tengan “calma y paciencia”.

“Mediante unas mesas de socializaciones que hemos sostenido con los diferentes involucrados de este proyecto, hoy estamos haciendo presencia con unas ayudas que hacen parte integral de estos contratos, cada uno de los contratistas de los diferentes frentes de la recuperación integral de la ciénaga de Mallorquín está en la obligación de cumplir con un plan social, y aquí estamos a través de la Alcaldía Distrital de Barranquilla, acompañándolos y diciéndoles que ellos son la clave del éxito y terminación de lo que será la playa de Puerto Mocho”, puntualizó Criales.