Barrio Abajo, el epicentro cultural de la Puerta de Oro colombiana

Actualizado: 25 jul

En el primer capítulo de la Ruta Cultural de REGIÓN CARIBE ORG, un grupo periodístico de este medio realizó un recorrido por el emblemático sector carnavalero para conocer en primera persona lo que es vivir un día de cultura y tradición en el popular Barrio Abajo


Es la casa del carnaval, la cuna de grandes artistas, el lienzo de los pintores y el epicentro de la cultura caribeña. Así es Barrio Abajo, el sector en la capital del Atlántico que con el pasar de los años logró convertirse en un referente perfecto de lo que significa ser un hijo de Barranquilla.

Desde hace ya muchos años se han gestado en este barrio eventos que representan no solo a la Puerta de Oro colombiana, sino también a todos los que aquí nacimos escuchando de aquel rinconcito lleno de colores, marimondas, monocucos y sabor.

En este sector popular se encuentra de todo, hay gastronomía típica de la región Caribe, sitios culturales, de fiesta, baile y diversión; y lo más importante: es el punto de partida que aún guarda en sus entrañas todo lo que fue, es y seguirá siendo la ciudad. Un ejemplo claro de esto es el Museo Carnaval de Barranquilla ubicado en la carrera 54 con 49B, en pleno corazón de Barrio Abajo; en este sitio se aborda todo lo que envuelven a estas fiestas carnestolendas de la capital del Atlántico, las cuales fueron declaradas por la Unesco como una Obra Maestra del Patrimonio Oral e Inmaterial de la Humanidad.

Foto: Angélica Noguera

Un lienzo a cielo abierto

Por medio de expresiones artísticas se guarda en Barrio Abajo la memoria e identidad emblemática del pueblo barranquillero. Quien se anime a realizar un recorrido por las calles que componen este barrio, podrá ver con ojos propios la diferencia entre esta zona céntrica de la ciudad con otras, pues desde que se llega al sector se nota “la magia”, que en todo su esplendor, guardan sus paredes, aceras y bordillos.

Desde la esquina de la calle 46 con carrera 50 se comienzan a ver murales que han sido pintados por distintos artistas barranquilleros. Son calles completas llenas de arte que buscan darle a los espectadores una visión de todo el trasfondo que guarda el Caribe colombiano. Son obras que sin palabras cuentan historias, anécdotas y muestran a aquellas comunidades que durante muchos años fueron invisibilizadas: negros, mulatos, blancos y mestizos, son obras que abordan toda una problemática social desde una perspectiva artística.

Foto: Angélica Noguera

Es preciso mencionar que hace algunos años estos murales aún no hacían parte de la identidad de Barrio Abajo. Específicamente 90 metros de pared fueron utilizados para plasmar las obras artísticas en el barrio y se hizo bajo la premisa de darle vida a las paredes sucias y maltratadas que hacían un mal contraste al lado del barrio más alegre de la ciudad.

La Secretaría de Cultura y Patrimonio de Barranquilla afirmó que todas estas obras artísticas se han llevado a cabo con previas autorizaciones de la entidad y se realizan bajo supervisión y acompañamiento. Esto con el fin de preservar la esencia del lugar.

Las paredes lucen distintos dibujos alusivos al Carnaval de Barranquilla. Foto: Angélica Noguera

Historia y tradiciones

Con tambores, negritas puloy y flautas de millo se celebró en 2021 la declaratoria que convierte a Barrio Abajo en un Bien de Interés Cultural de Barranquilla.

Con el acto administrativo para el nombramiento, Barrio Abajo quedó bajo un Régimen Especial de Protección o de Salvaguardia, lo que significa que a partir de ese momento se convirtió en un deber de la Administración Distrital cuidar y proteger todos los espacios del sector.

Foto: Angélica Noguera

Según el director del Archivo Histórico del Atlántico, Juan Pablo Maestre, este nombramiento al barrio se llevó a cabo debido a que esa zona de la ciudad cuenta con elementos de tradición material “fuertes”. Explicó que eso se ve reflejado no solo en las vivencias y esencia de sus habitantes, sino también en sus calles.

Por su parte, cuando el nombramiento se llevó a cabo, la secretaria de Cultura, María Teresa Fernández, afirmó que con esto se apuntó a Barrio Abajo como un espacio de disfrute cultural. Y explicó, además, que gracias a esto ahora es posible generar dinámicas que contribuyen al desarrollo del barrio como un foco de industria creativa.

Este documento posiciona a la Puerta de Oro como la única ciudad colombiana que tiene tres sectores declarados Bien de Interés Cultural.

En Barrio Abajo cualquier pared es el lienzo perfecto. Foto: Angélica Noguera

Una ruta turística

Son en total 82 hectáreas y 79 manzanas las que componen Barrio Abajo y han sido utilizadas, entre otras cosas, como una ruta que sirve para enseñarle a los turistas que visitan por primera vez la ciudad, un poco de lo que compone culturalmente la esencia de lo que es ser barranquillero.

Aparte de los murales artísticos y sitios tradicionales, en Barrio Abajo hay también otros puntos que son iconos de Barranquilla, por ejemplo; la estación Montoya que fue el sitio construido en 1871 y marcaba el final del recorrido que desde Puerto Colombia realizaba el Ferrocarril de Bolívar y conectaba al puerto con el mar. También se encuentra el Complejo Cultural de la Antigua Aduana, construido en 1921 y está integrado por el Archivo Histórico del departamento del Atlántico.

Los recorridos en el barrio se hacen de la mano de un guía. Algunos de estos guías son personas ajenas al sector, pero que lo conocen muy bien y deciden ofrecer sus servicios de manera gratuita a través de internet, obteniendo propinas por parte de quienes se animen a realizar el tour o paquete que normalmente ofrecen.

Foto: Angélica Noguera

Otros guías, y los preferidos por los turistas, son los mismos habitantes del barrio, quienes mayormente también ofrecen estos recorridos de manera gratuita. En los tours, los moradores de Barrio Abajo no solo visitan los puntos más emblemáticos del sector, sino también cuentan anécdotas que dan otra visión del barrio y suelen ser escuchadas con atención por los turistas, ya que, como se sabe, las paredes y calles de Barrio Abajo guardan tantas historias como cultura.

“Nosotros somos orgullosos de nuestro barrio. Nos encanta que la gente venga y se sienta contenta, que les guste lo que hemos construido. Nosotros en Barrio Abajo siempre tenemos las puertas abiertas a quien quiera venir y conocer lo que es el carnaval, la tradición y la cultura del barranquillero alegre y recochero”, dijo Elías de la Rosa, habitante del sector.

Actualmente, hay un nuevo punto de encuentro para los barriobajeros y visitantes. Se trata de la Casa Amarilla, un sitio creado con el objetivo de converger la tradición propia de la región Caribe con la vanguardia, por medio de experiencias culturales. Está ubicado justamente en el corazón del barrio.

En diálogo con REGIÓN CARIBE ORG, Jean Caballero, director creativo del lugar, afirmó que La Casa Amarilla fue creada “teniendo en cuenta que en Barranquilla hacían falta espacios como este”. Explicó que la idea nació de la mano de artistas, escritores y personas con toda clase de talentos para que precisamente ellos tuvieran un escenario en el que se les permitiera mostrar sus capacidades artísticas y culturales.

“Hacemos distintas clases de eventos tales como conciertos, muestras audiovisuales, conversatorios, recitales de poesía, ferias, entre otros. La idea es que exista un dialogo entre la tradición y la vanguardia con experiencias culturales que se desarrollan acá en la casa y que seamos de cierto modo una pequeña ventana de todo lo que tiene Barrio Abajo para mostrarle a la ciudad, a Colombia y al mundo”, aseveró Caballero.

Estos espacios ayudan a contribuir a la conservación de las tradiciones. La Casa Amarilla. Foto: Angélica Noguera


Foto: Angélica Noguera

Recordemos que en las calles de este sector vivieron grandes referentes no solo de la ciudad, sino de Colombia, tales como Gabriel García Márquez, Esther Forero y Joe Arroyo (entre otros), quienes no tenían 'pelos en la lengua' para mencionar en repetidas ocasiones lo "orgullosos que se sentían de haber vivido allí”.

Sin lugar a dudas Barrio Abajo es y será por siempre no solo el sitio más histórico de Barranquilla, sino su corazón; pues el amor, el trabajo y la determinación que ha envuelto todo lo que del barrio se trata será imposible de borrar de la historia de la región Caribe colombiana.