Barranquilla y Cartagena, inspiración e inmersión en el legado de Gabo

El Nobel de Literatura aprendió elementos de juicio y valor en dichas ciudad de la región Caribe.


Gabriel García Márquez nació en Aracataca y su pueblo lo recuerda hasta en piezas de madera.| Foto: Alejandro Matías.


Barranquilla y Cartagena fueron lugares innovación e inmersión que tuvo el único premio Nobel de literatura del país, Gabriel José de la Concordía García Márquez.


Estas ciudades del Caribe colombiano fueron piezas clave en las obras literarias de García Márquez.


La investigadora de Ruta Macondo Colombia, María del Pilar Rodríguez, explicó que "Barranquilla fue una de las brisas de inspiración para García Márquez porque lo mete en la modernidad".


"Lo mete en la innovación, en la capacidad de innovar. Venía de Cipaquita, de una formación del primer colegio laico de Colombia, en ese momento que era que es el Liceo Nacional de Cipaquirá, que le da unos elementos de juicios y de valor", apuntó la investigadora, quien le regaló un ramo de flores amarillas antes de su deceso.

Del Pilar agregó que "a medio de un burdel de la Negra Eufemia" en la 'Puerta de Oro' de Colombia, García Márquez escribió la Noche de los Alcaravanes.


"Fue a raíz de un sancocho que estaban haciendo en la noche, pasa un golero y lo echan en la olla. Entonces la negra Eufemia le dice que dejen de joder con el golero porque les va a sacar los ojos. De ahí sale la noche de los alcarbanes que es la historia de qué a algunos alcaravanes le sacan los ojos".


Fueron los espacios coloridos, históricos y mágicos de Cartagena que ayudaron al 'cataquero' a escribir 'Cien años de Soledad' y 'Amor en los tiempos del cólera'.


Fue en 'la fantástica', de acuerdo con Pilar Rodríguez, donde el escritor tiene una inmersión en la literatura clásica.


"El Centro histórico es un punto donde Gabo describe sus memorias, toda su obra literaria, su amor por Cartagena"