Aumento de casos Covid-19 en Barranquilla son atribuidos a reuniones familiares y sociales

Durante lo corrido del mes de diciembre, el Ministerio de Salud y Protección Social, ha registrado 3.989 nuevos casos en el departamento del Atlántico.

Fotografía de Oficina para la Seguridad y Convivencia Ciudadana

El aumento de casos Covid-19 en Barranquilla ha sido significativo con la llegada del mes de diciembre. De acuerdo con datos entregados por el Ministerio de Salud y Protección Social, en la ciudad se han registrado 3.989 personas contagiadas, sumando los casos que se encuentran activos en municipios del departamento.


Ante este panorama, en la mañana de este lunes, el secretario de Salud del Distrito, Humberto Mendoza, se pronunció haciendo un llamado a la ciudadanía a evitar la reuniones familiares y sociales, ya que estas serían los principales focos de contagio que están representando este repunte en las cifras.


"Esa reunión familiar estrecha está siendo riesgosa, esa reunión en la casa con vecinos está siendo riesgosa y si se acompaña de alcohol se duplica el riesgo. Por favor, la mejor reunión familiar o social es la que no se hace, aplacemos un poco estas reuniones y ayúdennos a mantener los resultados en salud que con Barranquilla hemos ido conservando".

Esto expresó el funcionario, explicando que el aumento de casos representa mayor número de hospitalizaciones y fallecidos, por lo que se hace importante evitar estas reuniones y continuar cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad y cuidando especialmente de las personas mayores de 60 años, quienes son una población vulnerable.


Actualmente, de acuerdo con Mendoza, la ocupación en las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) se encuentran por debajo del 5%, lo que cataloga como una situación estable.


Sin embargo, autoridades como la Policía han manifestado su preocupación por el comportamiento de los ciudadanos durante las próximas fiestas que se aproximan de navidad y fin de año; fechas para las cuales el Distrito aún no ha anunciado la disposición de nuevas medidas restrictivas para evitar acciones que pongan en riesgo la salud y la vida de los barranquilleros.