Artesanía ancestral de "caña flecha" reconocida como patrimonio cultural de Colombia

La técnica artesanal "caña flecha" conocida ser la del símbolo nacional del sombrero vueltiao, fue reconocida recientemente como Patrimonio Cultural Inmaterial del Ámbito Nacional.

Sombrero vueltiao. Fotografía: Ministerio de Cultura


El Consejo Nacional de Patrimonio Cultural aprobó la inscripción del ‘Trenzado en caña flecha, prácticas y conocimientos ancestrales artesanales de la identidad Zenú’ del Resguardo Indígena Zenú de San Andrés de Sotavento, ubicado en los departamentos de Córdoba y Sucre, en la Lista Representativa de Patrimonio Cultural Inmaterial del Ámbito Nacional.


Para alcanzar este reconocimiento, las comunidades con el acompañamiento técnico del Ministerio de Cultura elaboraron el Plan Especial de Salvaguardia -PES-, proyectado a diez años como un acuerdo social construido de manera participativa con los portadores de tradición y gestores de esta manifestación cultural.


“Desde el Ministerio de Cultura continuaremos apoyando la implementación del Plan Especial de Salvaguardia (PES) de esta manifestación cultural, a través de acciones concertadas entre los portadores de esta práctica, con el objetivo de salvaguardar la transmisión intergeneracional de estos conocimientos y promover su producción sostenible ambiental y socialmente, así como el reconocimiento público de estas técnicas artesanales como propiedad intelectual y cultural de los Zenú”.

Afirmó la ministra de Cultura Angélica Mayolo.


Según comunicó el Ministerio de Cultura, con esta iniciativa se busca apoyar el fortalecimiento organizativo Zenú, con miras a la gestión y salvaguardia efectiva de su patrimonio cultural inmaterial.


Las líneas estratégicas del plan son el fortalecimiento organizacional para la salvaguardia efectiva; la promoción de prácticas productivas tradicionales Zenú; el fomento de la transmisión de saberes asociados a las técnicas en articulación con espacios de educación formal y no formal; la creación y fortalecimiento de emprendimientos culturales y el fomento a la investigación, divulgación y generación de conocimiento para la salvaguardia de la manifestación.


Incentivar el cultivo de caña flecha en todas sus diversas variedades (criolla, costera, martinera), plantas tintóreas, y la generación de bancos de semillas tradicionales, con enfoque familiar y comunitario, haciendo efectivo el reconocimiento como ‘Territorio libre de transgénicos’, así como la conservación y uso de materias primas para la producción artesanal de uso doméstico y comercial.

Informó mediante comunicado la entidad


La Caña Flecha y los Zenú



El centro de la identidad de los actuales Zenú se encuentra en el quehacer artesanal. El trenzado en caña flecha es un conocimiento tradicional que pervive desde la época prehispánica y se erige como un aspecto de reafirmación étnica y de resistencia e identidad, así como las otras prácticas y oficios artesanales que también hacen parte de la manifestación, entre ellos la cocina tradicional, cestería y la construcción propia de sus casas.


En esta comunidad el concepto de “trenzado” se constituye en el corazón o centro de aquello que los determina como una colectividad diferente a otras (cosmogonía y cosmovisión) y se encuentra presente en todos los ámbitos de su vida social y cultural. Por ejemplo, se habla de trenzar los sueños, trenzar la organización social o trenzar el pensamiento.


Esta práctica artesanal se constituye en la principal fuente de ingresos para los indígenas del resguardo de San Andrés de Sotavento. En esta manifestación cultural participan todas las personas de la comunidad, hombres, mujeres, niñas y niños, quienes están preparados para realizar cualquier parte del proceso de producción y transformación de la fibra.

Igualmente, esta práctica cumple una función importante para la conservación de la biodiversidad y del conocimiento tradicional sobre la naturaleza, por el uso de especies vegetales y sus propiedades en un territorio que, además, es declarado como libre de transgénicos.