Alerta en el Caribe colombiano por paso de onda tropical

Durante el fin de semana se registrará un aumento en las lluvias, en la intensidad del viento y el oleaje en amplios sectores del mar Caribe colombiano, incluyendo al Archipiélago de San Andrés, y sus cayos Roncador, Quitasueño, Serrana y Serranilla.

Cortesía

El Instituto de Meteorología, Hidrología y Estudios Ambientales -IDEAM- advierte la presencia de la nueva onda tropical “Lota” que, afectaría el Caribe colombiano con alta incidencia en el archipiélago de San Andrés, Providencia, Santa Catalina y los Cayos.


Así mismo, La Dirección General Marítima, responsable del Servicio Meteorológico Nacional, adscrito al CIOH Caribe, informó a la ciudadanía que el fenómeno está generando vientos sostenidos de 30 nudos, es decir, 54 km/h, y ráfagas de hasta 35 nudos, lo que equivale a 63 km/h y que, de seguir así, se estima que Depresión Tropical se aproxime hacia Centroamérica y evolucione rápidamente hasta alcanzar la categoría de Huracán. De acuerdo con el boletín del Centro Nacional de Huracanes, de Estados Unidos, el sistema tiene una probabilidad del 80% de convertirse en ciclón tropical durante los próximos días, de esta forma, Lota, que se desplaza desde el oriente y avanza hacia territorio nacional, trae consigo abundante nubosidad, precipitaciones, actividad eléctrica y vientos localmente fuertes.

El estado del tiempo, hoy, 13 de noviembre del 2020


Lee: Manual instructivo para sobrevivir a una tormenta electrica

“Se recomienda tener especial atención en las zonas de alta pendiente ubicadas en los departamentos de La Guajira, el norte del Cesar, Magdalena, Bolívar, Atlántico, Sucre, Córdoba, Antioquia, Santander, Norte de Santander, Boyacá, Cundinamarca, el occidente de Arauca, Casanare, Meta, Chocó, Risaralda, Caldas, Quindío, Chocó y Valle del Cauca, ante posibles deslizamientos de tierra y crecientes súbitas”.

Aclaró la institución.

Así mismo añadió que, las aguas del Caribe siguen con temperaturas por encima de lo normal, y ante el enfriamiento del Pacífico y la presencia del Fenómeno de la Niña, se dan las condiciones favorables para que los vientos en la zona tengan baja cizalladura, es decir, la diferencia en la velocidad del viento o su dirección entre dos puntos en la atmósfera terrestre. De esta diferencia depende la severidad de las tormentas.