• Ángela Pertuz López

Manual instructivo para sobrevivir a una tormenta eléctrica

Se recomienda, si está fuera del hogar, buscar refugio debajo de un edificio o una construcción en concreto.


Actualmente, el Caribe está siendo afectado con el paso de la tormenta Delta, que, según el IDEAM está próxima a convertirse en huracán, de ahí, las constantes lluvias y tormentas eléctricas en zonas como Santa Marta, Barranquilla y Corsoba, por ello, en RegionCaribe.org, tras consultar el informe "Variables meteorológicas y salud» publicado por la Comunidad de Madrid, en España, te traemos un instructivo para hacerle frente a las tormentas eléctricas cuando se está en casa y fuera de ella.


Primero, tenga en cuenta que la posición de seguridad ante posibles descargas eléctricas es estar de cuclillas, con los zapatos tocando el piso, y con las manos en la rodilla.



Tenga en cuenta que, el rayo puede caer a 20 kilometros de distancia, pero sigue teniendo impacto.


Por ello, se recomienda revisar el estado del tiempo y evitar, en caso de precipitaciones, las salidas a los bosques, colinas o praderas, pues, en estos lugares se es más propenso a recibir descargas eléctricas


Si estás fuera de casa:


Aislarse del suelo y del contacto con charcos o zonas mojadas. Salir inmediatamente y alejarse de ríos, piscinas, lagos, el mar y otras masas de agua. Cerrar también las sombrillas.


No salga corriendo y menos con la ropa mojada, el aire puede ser conductor de energía, además, alejate de torres eléctricas y paga todo sistema eléctrico que tengas como, celulares, computadores o relojes digitales.


–Deshacerse de todo material metálico (bastones, palas, azadones, rastrillos, palos de golf, paragüas, herramientas, vallas metálicas, aretes, collares, las hebillas de la correa, relojes, carteras con accesorios metálicos )


Ojo, no se refugie debajo de un árbol o elemento relativamente solitario



Si está en casa:


Evite las corrientes de aire y si siente o notamos cosquilleo en el cuerpo, se eriza el cabello, o vemos brillar y echar chispas un objeto de metal hay que adoptar la posición de seguridad de inmediato porque la descarga de un rayo es inminente.


hay que desconectar los electrodomésticos, los aparatos eléctricos y las tomas de antena de televisión, ya que el rayo puede entrar por las conducciones de electricidad y TV causando daños o la destrucción de estos objetos.



Hay que postponer los baños, las duchas y el lavado de la vajilla o usar agua corriente para cualquier otro propósito hasta que la tormenta haya pasado porque a través del agua existe también riesgo de electrocución.



El lugar estará seguro al estar sentados en una silla de madera con los pies reposados sobre otra silla de madera o acostados sobre una cama de madera.




Primeros auxilios:

Según el estudio realizado por el departamento de riesgo de Madrid, España recomienda que:


Si a una persona le cae una descarga eléctrica se puede atender enseguida, ya que no permanece en el cuerpo.


  1. Si la persona está inconsciente, comprobar si hay pulso y respiración.

  2. Si tiene pulso pero no respiración, empezar la respiración boca a boca.

  3. Si no tiene pulso, comenzar las maniobras de resucitación cardiopulmonar.

  4. Las personas que sufren parada cardiorrespiratoria por un rayo tienen mayor probabilidad de salir de la misma que la que se debe a otras causas, por lo que es de la máxima importancia comenzar la reanimación cuanto antes.

  5. Comprobar si hay otras lesiones, tales como fracturas. En caso de sospecha de fractura vertebral evitar todo movimiento.

  6. Las quemaduras deben buscarse especialmente en dedos de manos y pies y en zonas próximas a hebillas, joyas, medallas, etc. Lo habitual es que haya dos áreas que presenten quemadura, correspondientes a las de entrada y salida de la corriente eléctrica.

  7. Mantener caliente a la víctima hasta la llegada de los equipos de urgencia.

  8. Si una persona alcanzada por un rayo se muestra tan solo aturdida y no parece presentar heridas de importancia, aun así debe recibir asistencia médica para valorar el impacto real del rayo sobre su organismo.



Recuerde, en caso de emergencia llamar a la Defensa Civil o a los bomberos de su zona.