Aguas cristalinas de Puerto Colombia. ¿Un nuevo paraíso turístico?

Locales y turistas comparan las aguas del mar porteño con las de la isla de San Andrés.

Personas de distintos puntos del departamento han arribado hasta el municipio para disfrutar de las aguas cristalinas. Foto: cortesía.

A través de redes sociales vienen circulando desde hace un par de días, fotos y videos en donde se aprecia que, aparentemente, el agua de las playas del municipio de Puerto Colombia está más azul de lo usual.

Este fenómeno logró impactar a locales y visitantes, quienes se acercaron hasta el mar para ver con ojos propios si efectivamente se trataba de aguas cristalinas. Y es que, este hecho hacía varios años que no se veía, pues en el pasado era normal que las aguas porteñas se tornaran casi que cristalinas.

“Yo tengo 68 años y he vivido toda mi vida aquí. Esto del agua solía ser un hecho natural hace varios años muy común, cuando esto aún era ‘La bahía de Sabanilla’. Actualmente debido a los sedimentos que vienen a veces del río y más la basura que arrojan algunas personas el agua fue cambiando de color y poniéndose marrón. Hoy día veo con nostalgia que nuevamente las aguas están color aguamarina, como debería ser. Supongo que este hecho volvió a darse debido a que las lluvias han ido limpiando el océano, ojalá sea algo que dure y que podamos seguir disfrutando”, dijo Eduardo Burgos, residente del municipio.

Y es que, efectivamente es la erosión la que ha causado que año tras años las playas no solo de Puerto, sino de los municipios costeros aledaños, comiencen a tornarse de un color café, esto debido a que escombros, piedras y tierras navegan desde el río Magdalena y se asientan en el mar.

“Ojalá el mar se quede así, fui con mis nietos y estaban felices, se reían e incluso decían que podían ver peces. Este lugar del Atlántico debería ser protegido y recuperado para que se pueda convertir en un atractivo turístico importante en la región Caribe”, dijo Irina Rueda, turista.

Un mar para deportistas

En esta temporada del año las aguas del departamento del Atlántico se convierten en las ideales para aquellos que son amantes de los deportes acuáticos. Si bien el viento no sopla tan fuerte como en otros meses, las olas que pueden encontrarse en Puerto Colombia siguen siendo perfectas para surfear o practicar kitesurf.

Otro atractivo del cual pueden disfrutar aquellos que son más aventureros es de los clavados, pues muchos jóvenes han aprovechado la restauración del muelle para usarlo como trampolín, caer al agua y luego nadar de vuelta a la orilla.

“Para los chicos esto es diversión, ellos son clavadistas innatos, la mayoría son vecinos del sector y desde niños conocen la zona y el movimiento del mar; eso sí, vivimos previniéndolos y pidiéndoles que siempre tengan cuidado porque uno no sabe, hay que tenerle mucho respecto a la naturaleza, pues ya han ocurrido tragedias; sin embargo, las aguas no están tan agresivas estos días y los jóvenes están disfrutando sanamente”, dijo Inés Vargas, porteña.

Según la ciudadanía del municipio, este fenómeno de aguas cristalinas ha sido algo “positivo”, pues afirmaron que gracias a que corrió rápido la información, muchas personas llegaron hasta el mar para disfrutar de días de playa, lo que, explicaron, ha servido para reactivar la economía.

“Ha sido bueno para los que tenemos negocios, yo por ejemplo vendo en mi casa paletas, bolis y helados y desde que están las aguas cristalinas mis ventas se han duplicado, pues ahora están viniendo más personas que antes y por ende compran más. Al señor de la tienda también le ha ido bien y ni hablar de los caseteros que han estado a tope incluso en días de semana”, agregó la mujer.

Sin duda este sitio podría convertirse con los cuidados requeridos, en un punto turístico no solo del departamento sino para toda la región Caribe.