74 botes y a trabajar

Suaneros se ganan la vida haciendo recorridos a turistas en el tramo del río Magdalena que conecta con el Cerro de San Antonio.

Fotos: Alejandro Matías.


"Dos mil pesos y buena actitud" es lo que necesitan los turistas que llegan al Malecón del municipio de Suan para hacer un corto paseo en el Rio Magdalena hasta llegar al Malecón del Terraplen, en el Cerro de San Antonio.


Los pasajeros primero tienen que hacer un corto camino entre barro, rocas y hojas para encontrarse con los botes coloridos, que están amarrados a unos palos de madera, en el muelle ingeniado del Malecón que pertenece al municipio ubicado al sur del Atlántico.


"Aquí la gente puede disfrutar de la vista al río y los colores que se forman llegando la noche", explicó uno de los trabajadores, Julio Rambao, quien se dedica a este oficio para conseguir el sustento diario para su familia.


Para él y seis compañeros más no fue excusa el primer día del 2019 para prender el motor de los botes y hacer el acostumbrado recorrido en el río Magdalena.


"Nosotros transportamos el pasajero de aquí a allá a dos mil pesos. Agarramos un turno cada uno, o sea transportamos seis pasajeros y hacemos los paseos", apuntó el suanero.


Rambao dijo que este oficio no es un método de rebusque. Todo lo contrarío, "es un trabajo normal como todos".


"Son 45 propietarios. Aquí trabajamos con unos porcentajes del 30%. Hay días en que nos va a bien y otros pesao".