Video|De "Boro, Venezuela para el mundo del helado ciruela"

El venezolano Carlos Lugo puso manos a la obra y tiene a los campecheros y visitantes encantados con sus helados de ciruela.

Carlos Lugo actualmente reside en el municipio de Baranoa y lo que gana apenas le alcanza para pagar su alimentación, los servicios, ingredientes y el arriendo de su hogar| Video: Alejandro Matías.


En la entrada del Festival de la Ciruela de Campeche está Carlos Lugo, venezolano que subsiste de la venta de sus helados caseros, y para la festividad del municipio no pudo contenerse a traer una receta de su "tierra como es el helado de ciruela".


La dificultad que atraviesa su país ha obligado a este joven emprender con sus paletas heladas de ciruela, coco, chocolate, fresas, entre otros, en distintos sectores del departamento del Atlántico para pagar el arriendo, los servicios. su alimentación y los ingredientes de su material de trabajo.


Una gorra roja con la 'V' de Venezuela, su buena vestimenta y tres cavas de icopor lo acompañan para esperar a sus clientes, quienes le han comentado que "nunca habían visto este producto en las ediciones que lleva el Festival".

El helado de ciruela hecho por Carlos Lugo tiene un precio de mil pesos colombianos| Video: Alejandro Matías.

"Como muchos me dicen que se ve el pudín, el vino, dulce y que el helado de ciruela no se ve. Yo quise traer mi receta venezolana, para empalagar (deleitar), porque allá no se hace Festival de la Ciruela".

Un precio de mil pesos colombianos, junto a una sonrisa, es valor de las paletas de "Boro, Venezuela, para el mundo, el helado ciruela" de este venezolano, que vive hace dos meses en el municipio de Baranoa.


Lugo espera que las ventas aumenten en los últimas horas del Festival, así como cada uno de sus días en Colombia a la espera que la situación de su tierra natal mejore.