Vendedores de bebidas refrescantes han aumentado ventas a causa del calor


Vendedores ambulantes aseguran que han aumentado las ventas hasta en un 200%.


Jorge Luis Barrios es un comerciante estacionario de frutas y bebidas naturales en la carrera 53 con 50, y cuenta que la bebida que más ha vendido en el último mes es el jugo de naranja, que mantiene bien helado en recipientes herméticos.


“Ahora me toca preparar hasta dos tanques de jugo, porque quienes caminan por aquí es lo que más compran”, dijo Barrios, quien a pesar de que “ha hecho bastante calor”, asegura estar satisfecho por las ventas porque antes se ganaba 40 mil pesos diarios, “ahora me llevo hasta 80 mil para la casa”.


Por su parte, Liseth García, una mujer de unos 40 años de edad que a diario se estaciona en las afueras de la Clínica del Prado con una cava y vende agua, bebidas energizantes y gaseosas. Según cuenta, normalmente vende dos pacas de agua, pero en los últimos días vende entre cuatro y cinco.


“Eso representa más ganancias para mí, gracias a Dios”, dijo la mujer mientras atendía a un cliente que compraba el preciado líquido que por estos días es más apetecido para mitigar los efectos de las altas temperaturas que se registran en la ciudad.


¡A cuidarse del calor!


La Secretaría de Salud departamental hace énfasis en una campaña del Ministerio de Salud que promueve la protección y del calor mediante recomendaciones que hacen a la ciudadanía, como usar gorra, sombrero o ropa que cubra la piel para evitar daños de los rayos solares.


De igual forma, el ente recomienda el uso de gafas con filtro UV para cuidar la salud visual; evitar la exposición directa al sol por tiempos prolongados y sin protección porque, a largo plazo, “puede causar cáncer en la piel”.


Para cuidar la salud en estos días calurosos, el Minsalud también sugiere permanecer en lugares frescos y ventilados, usar siempre bloqueador solar, mantener una buena hidratación y tomar abundante agua.


Así mismo, se debe evitar realizar ejercicio físico al aire libre durante las horas de mayor calor y evitar las bebidas azucaradas y alcohólicas.


Si en algún momento las altas temperaturas generan en alguna persona mareos, desmayos o pérdida de conciencia, debe consultar a un médico de manera inmediata.