Valledupar subió sus calificaciones en el Fitch Ratings

Se presentan incrementos en las calificaciones económicas en la capacidad de pago del municipio. Aunque hay varios factores que presentan resultados negativos.


Valledupar refleja un alza en la percepción frente a la capacidad de pago de la entidad municipal y la consideración de que el riesgo financiero sea cada vez más débil, así lo anunció la agencia internacional de calificación crediticia Fitch Ratings.


Según el estudio, que evalúa la capacidad de ingresos, recolección de impuestos y la gobernanza, la economía en Valledupar es agrícola e influenciada por las actividades por las actividades de ganadería, arroz y algodón.


Esto se debe a la llegada de empresas dedicadas a prestar servicios de salud, telecomunicaciones, bancarios y al desarrollo del comercio, resaltando la calificadora.


La evaluación arroja un resultado 'AA', que significa expectativas de muy bajo riesgo de incumplimiento en relación con otros emisores.


Puntos clave


La solidez de ingresos fue calificado como más débil, si bien el municipio presenta una alta dependencia en las transferencias nacionales del 75.6% y el Gobierno actualmente afronta presiones fiscales que podrían afectar transferencias, exactamente las que no están relacionadas con el Sistema General de Participaciones.


La entidad municipal no logró mejorar su adaptabilidad de los gastos, porque la estructura de gastos es inflexible, a raíz que los fastos tanto administrativos centrales y de los sectores de inversión, representan más de 84% en total.


Impuestos


La adaptabilidad de los ingresos, la agencia asegura que Valledupar está mas débil porque se observa que los municipios tienen autorización legal para ajustar sus tarifas de impuestos dentro de límites definidos por el Gobierno nacional.


Otro es la capacidad económica de los contribuyentes es muy baja, lo que podría restringir tarifas.


"La deuda consolidada (riesgo directo) de Valledupar totalizó $62.943 millones en 2017. De este total, alrededor de 63 % se refiere a obligaciones respaldadas con recursos de Sistema General de Participaciones de Agua Potable y Saneamiento Básico (APSB-SGP)", apunta el estudio.