Uso masivo de elementos plásticos en la pandemia agrava contaminación del ambiente

Iniciar a implementar el nuevo código de colores para la separación de los residuos es una forma de contribuir a que disminuya el impacto generado por la inadecuada disposición de estos.

Por: Eliana Almarales


Es notable como el plástico se ha convertido en compañero de batalla para la lucha contra la COVID-19 a nivel mundial. El uso de elementos de protección como guantes y tapabocas, además de los frascos plásticos de gel antibacterial y alcohol que utilizamos a diario, se convierten en un arma de doble filo, al ser indispensables para el cuidado de la salud humana en estos momentos, pero a la misma vez representando una grave amenaza para el medio ambiente por la mala disposición que se hace de estos al momento de desecharlos.


Cabe recordar, que anteriormente a la pandemia las personas estaban tratando de implementar conductas en pro del medio ambiente, como por ejemplo, llevar las bolsas reutilizables al supermercado y no hacer consumo frecuente de material plástico de un solo uso.


Pero ante la emergencia, la situación cambió un poco debido a la medida de aislamiento preventivo obligatorio, que ha llevado a que las dinámicas del día a día sean diferentes y por ende nuestras acciones.


En regioncaribe.org conversamos con la ingeniera civil Claudia Díaz Mendoza, Magíster en Gestión Ambiental con experiencia en diagnóstico de suelos y manejo de residuos sólidos, sobre los problemas que trae al medio ambiente el uso masivo de elementos plásticos en medio de la emergencia y de qué forma podemos contribuir a mitigar esas consecuencias.


"Hay muchas situaciones que están llevando ahora que consumamos en mayor cantidad el plástico. Por ejemplo, el incremento de los domicilios. A las personas les están llegando a sus casas bolsas plásticas en donde vienen los productos para su consumo y estas por razones de prevención deben ser deshechadas, además hay que sumarle el factor de que por lo general vienen doblemente empacadas por lo que aumenta la cantidad de plástico que se está utlizando y es una situación preocupante".

Además, la ingeniera Díaz explica que por ser obligatorio el uso de elementos como tapabocas y guantes, indiscutiblemente está aumentando el nivel de material que se esta desechando y por eso ya hay una serie de recomendaciones sobre cómo disponer adecuadamente de este tipo de residuos, porque si bien es cierto que estos son desechables hay que tener un cuidado especial para proteger también al personal que los recoge para que no exista un posible contagio.


Riesgos de la contaminación en cuerpos de agua


En diferentes países ya se ha evidenciado como tapabocas y demás residuos han terminado en las aguas de ríos y mares. Esto es bastante preocupante, teniendo en cuenta que es un material que puede tardar muchos años en degradarse por completo, lo que representa riesgos para el ecosistema y la salud humana.

"Los ecosistemas marino-costeros son muy importantes, porque estos brindan servicios al ser humano, un servicio de soporte, de regulación de ciclo de agua y de suministro, porque muchos de los productos que consumimos provienen del río y del mar. Entonces todo ese tipo de contaminación que se puede llegar a generar por la disposición inadecuada de plástico afecta tanto a la flora y fauna que se encuentra en esos cuerpos de agua como al ser humano, ya que un nivel de esa contaminación puede llegar a través de diferentes cadenas tróficas". Ing. Claudia Díaz

Así mismo, la profesional aseguró que ahora la idea es tratar de minimizar un poco el impacto que está generando la pandemia. Si bien es una situación atípica también es cierto que estamos generando una mayor cantidad de residuos y hasta el momento no tenemos una fecha prevista para que la situación pase.


¿Cómo disponer adecuadamente los residuos en casa?


Entre las recomendaciones para tener en cuenta, es importante hacer separación de los residuos en casa de acuerdo a lo establecido en la resolución 2148 del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, la cual entrará en vigencia a partir del próximo año y donde se establece el código de colores blanco, negro y verde.


En medio del confinamiento, iniciar a implementar estos colores para la separación de los residuos es una forma de contribuir un poco a que disminuya el impacto generado por la inadecuada disposición de estos.


En el código de colores se indica que el color blanco se usa para los residuos que son aprovechables como: el plástico, vidrio, cartón, papel y metal, para los cuales hay una serie de recomendaciones en medio de la pandemia.


"Es importante desinfectar con una solución anti covid, que puede ser una que contenga agua y cloro diluido y que podamos usarla en por ejemplo botellas de gaseosas o de agua. Tenemos que limpiarlas con la solución, secarlas y dejarlas en bolsas blancas en un tiempo de cuarentena que puede ser aproximadamente 5 días y luego las podamos entregar al personal de recolección."

En cuanto a los tapabocas y todo el material que proviene de la calle, así no exista contagio, son elementos que deben ser desechados de manera independiente.


La recomendación es que se corten y se metan en bolsas de plástico, para evitar cualquier tipo de contacto con las personas de recolección. "Por cuestiones de mayor seguridad se le puede rociar un poco de la solución desinfectante y luego disponerlos. Importante que vaya en bolsa negra y si hay sospecha de contagio, en doble bolsa y esta deber marcarse con: 'precaución material infecsioso' para que no se presente una posible propagación del virus.


Igualmente guantes y otros elementos deben desecharse aparte por regulación, ya que en estos momentos es díficil conocer con total certeza el estado de salud de las personas y algunas pueden portar el virus y no tener ningún tipo de síntomas.


El último color de este código es el verde, donde se colocan los residuos orgánicos que pueden ser aprovechables. Actualmente, se está promoviendo a que desde las casas puedan hacer un sistema de aprovechamiento, como por ejemplo con el compost, que es una forma de ser sostenible dentro de los hogares y aprovechar eso residuos para el uso de abonos verdes y es una forma de sensibilizar a las personas del manejo adecuado de los residuos.


Es importante que en la medida que podamos, separemos lo que pueda ser recuperable pero cumpliendo con las medidas de prevención. Recordemos que no solo debemos cuidarnos nosotros, sino también pensar en el personal que trabaja recogiendo todos esos residuos y se encuentra expuesto.



Fotografía principal tomada de milenio.com