Un porteño evoca sus recuerdos del muelle impregnados en la piel

Byron Carrillo vivió en el hoy desaparecido barrio que conectaba a la plaza del municipio de Puerto Colombia con el muelle.


Byron tiene el tatuaje del muelle en la parte izquierda del pecho, donde está ubicado su corazón. | Foto: Alejandro Matías.


El muelle de Puerto de Colombia ha marcado la vida de los pobladores del municipio, tanto así que algunos lo mantienen en recuerdos y otros plasmados en su piel.


Así como Byron Carrillo, quien pasó toda su vida en el muelle de Puerto Colombia hasta que llegó la fecha que le pidieron despojar de su hogar para comenzar las obras de renovación del muelle.


Hoy, a la espera que comience la demolición del bien cultural de la nación, recuerda los momentos que vivió en el barrio que conectaba a la plaza con el muelle. Justamente lo tiene retratado en su piel.


"Esto es algo que yo tenía pendiente porque yo hacía parte del barrio que frecuentemente desapareció acá. Es como un homenaje porque yo ya he vivido media vida aquí, mi familia, mis hijos, mi mamá, todos".


Foto: Alejandro Matías.


Él cuenta que quería llegar con su tatuaje de color negro plasmado en el pecho "antes de que comiencen a tumbarlo".


Él recuerda todas las actividades que hacía cuando en el muelle estaban los negocios de comidas y los turistas entraban sin problema al muelle para apreciar la belleza del agua.


"Nosotros trabajamos aquí, mi papá tenía un negocio, un restaurante, nosotros nos rebuscábamos de la comida, el turismo, vivíamos de la cerveza, la bebida y eso. Ahora me dedico a tatuar", apuntó.


Carrillo, quien estableció que "toda su infancia se la debe al muelle", confía en que vendrán grandes cosas para la obra de Puerto Colombia.


"Me siento alegre por lo que viene, pero nostálgico por lo que se va".