top of page

Un fondo con alternativas sostenibles, para reducir los costos de energía en el Caribe colombiano

Los principales alcaldes del Caribe Colombiano, proponen alternativas para reducir los costos de energía.


Foto: Cortesía Alcaldía de Barranquilla


Un fondo para las pérdidas de la empresa de energía, busca reducir las tarifas de la misma en la Región, el proyecto fue presentado por los alcaldes de Barranquilla, Santa Marta, Montería, Sincelejo, Valledupar, Riohacha y Cartagena. 


Es por esto, que solicitan al Congreso de la República, en especial a la bancada Caribe, establecer un nuevo artículo en el Plan Nacional de Desarrollo 2022-2026 para dicha propuesta. En la que se incluya un fondo, implementación renovables y normalización del servicio de energía.


Por lo que, algunos de los argumentos de los mandatarios fueron:  “hoy los ciudadanos que viven en la subnormalidad, que son familias de menores ingresos, que hoy están viviendo -inclusive- en asentamientos irregulares, puedan tener unos paneles solares para cada una de esas viviendas o se logren hacer unas granjas solares para prestar ese servicio de energía directa”, precisó Carlos Ordosgoitia, alcalde de Montería.


Carlos, también comentó que hay un porcentaje de perdidas que no deben ser cobrados a los usuarios, manifestando que “ese 21 % que hoy impacta en la tarifa, que son pérdidas no técnicas, dejen de ser pagadas por los usuarios, como también la inversión que en su momento pagamos los colombianos que vivimos en la Costa Caribe, a través de Electricaribe, y nuevamente hoy estamos pagando por no ser bien invertidos”, dijo Ordosgoitia.


Por otro lado, el alcalde de Barranquilla, Jaime Pumarejo Heins, sostuvo que el fondo cambiará drásticamente, ya que la inversión será notoria, donde “no tengan que ser invertidos más de 2 billones de pesos al año, es decir que estamos hablando de un proyecto que va a tener un costo entre 8 y 10 billones de pesos durante 5 años”, esto compensaría las perdidas técnicas y no técnicas, llevando al Caribe mantener tarifas similares a las del resto del país.


El principal objetivo del proyecto será la financiación por 5 años del déficit asociado al componente de pérdidas, expedido por la Comisión de Regulación de Energía y Gas – CREG. Lo que conlleva, a qué las familias en el Caribe no asuman estos cobros en sus facturas.


Por su parte, el segundo buscaría adoptar otras medidas de financiamiento para la reducción de pérdidas en zonas prioritarias de la región Caribe; los recursos recaudados serán destinados a tres estrategias claves:


"La primera consiste en el mejoramiento y aseguramiento de las redes eléctricas de media y baja tensión, que permitan disminuir el componente de pérdidas en zonas prioritarias. La segunda está enfocada en la normalización del servicio de energía eléctrica, y la tercera propuesta se centra en la masificación de sistemas de medición recargables, que permitan garantizar el control del mínimo vital de energía eléctrica".


Con estas tres principales medidas, mejoraría la cobertura del servicio y reducirán considerablemente las perdidas, lo que hará que la tarifa baje en los hogares y con ello las cifras facturadas, para una mejor sostenibilidad de la Región.

 

En la carta se esclarece, la financiación del proyecto para lograr llevar a cabo lo propuesto, por lo que, en ella se destaca que “será financiado por los recursos que recaude el Administrador del Sistema de Intercambios Comerciales (ASIC), provenientes de las contribuciones pagadas por los propietarios de los activos del Sistema de Transmisión Nacional (STN), los agentes generadores de energía, y por recursos del Presupuesto General de la Nación cuando aquellos resulten insuficientes para financiar el subsidio cubierto por el Fondo”.


Entradas Recientes

Ver todo
bottom of page