Transmetro suspende operaciones por falta de recursos

A la fecha Transmetro solo moviliza 50.000 usuarios, equivalente al 34% de pasajeros que atendía antes de la emergencia sanitaria.

Este martes 15 de junio, el sistema masivo de transporte Transmetro, anunció que sus operaciones se encuentran paralizadas de manera indefinida en la ciudad de Barranquilla, teniendo en cuenta los problemas financieros que enfrenta actualmente la empresa que no les permiten dar continuidad a prestar su servicio a la ciudadanía.


"Una vez agotadas todas las instancias, sin que se avizore una solución por parte del Ente Gestor y de la Administración Distrital, que garantice la operación del sistema masivo, sumado a la situación de nuestros saldos en rojo por cuenta de los créditos con los bancos y con los ingresos completamente rezagados por concepto de la considerable disminución de pasajeros movilizados, queremos manifestarle, que los recursos para asumir la operación, son mínimos y tocaron fondo; lo que nos obliga dejar de operar a partir del día de hoy".

Así se lee en la carta enviada al alcalde Jaime Pumarejo, por parte de José Picón y Juan Carlos Rodríguez, gerentes de las empresas operadoras, quienes además manifiestan que los recursos que han recibido por parte del Distrito durante este tiempo de pandemia, así como el crédito obtenido mediante la línea de financiación no fueron suficientes para cubrir el déficit que genera el sistema.


Actualmente Transmetro solo moviliza 50.000 usuarios, equivalente al 34% de pasajeros que atendía antes de pandemia, por lo cual los recurso no permiten atender los costos básicos de la operación, que los llevó nuevamente a una situación crítica desde la órbita financiera y operativa.

Cortesía

Finalmente, los gerentes, piden al alcalde que recuerde que el sistema de Transporte Masivo es un servicio público esencial y que los operadores son empresas de las cuales depende no sólo la movilización de los usuarios, sino el bienestar y sostenimiento de más de 2.000 familias, entre empleos directos e indirectos ligados a la operación, empleados y proveedores, y que esto, sumado a la parálisis de la movilidad, es de los aspectos que más les preocupa como empresas operadoras.


Por lo anterior, sugieren que se trabaje fundamentalmente, en la definición de una fuente de financiación permanente para la operación y mientras esto se da, el Distrito garantice la sostenibilidad del sistema, girando mensualmente los valores que se requieran para cubrir los costos de la operación del mismo.