“Tenemos que seguir alzando la voz para hacer visible nuestro problema”, alcalde Pumarejo

En un encuentro que sostuvo este martes el alcalde Pumarejo con los directores de distintos medios de comunicación de la ciudad, aseveró que hay que seguir insistiendo al Gobierno nacional para que “suavicen las alzas en tarifas” de energía eléctrica.

Alcalde Pumarejo en mesa de diálogo. Foto: cortesía.

En la reunión que sostuvo el mandatario distrital, Jaime Pumarejo Heins, con directores de medios de comunicación de la ciudad, reiteró al Gobierno nacional que “debe darle un respiro” al Caribe mientras se encuentra una solución de fondo al alza de tarifas del servicio de energía.

El alcalde precisó que, pese a que “todavía no se ha encontrado una solución de fondo” para la problemática que atraviesa el Caribe con las tarifas de energía, es necesario que se siga alzando la voz respecto al tema y no se “deje enfriar” la situación.

“Tenemos que seguir alzando la voz para hacer visible nuestro problema”, insistió el mandatario, quien reiteró la urgencia del asunto “para así no obligar a tomar medidas drásticas, buscando un alivio al bolsillo y a la economía de las empresas barranquilleras y del Caribe a costa de decisiones que podrán ser apresuradas”, dijo el mandatario.

Asimismo, el alcalde se refirió de forma puntual a las que, según él, son las dos medidas que deberían establecerse para poder solucionar la problemática de la región: diferir la opción tarifaria, mediante la cual se calcula el valor total del servicio, para la región Caribe.

Esta medida coyuntural, que incluye a generadores, transmisores, distribuidores, comercializadores y toda la cadena de la industria energética, amplía las opciones tarifarias mencionadas anteriormente de 3 o 4 años a 10 o 12 años. “Así podemos empezar a bajar las tarifas desde ya, y evitar que se siga empobreciendo la región y restando competitividad a las empresas, un problema que está aquejando a más de 11 millones de habitantes de la región Caribe que necesitan un tratamiento equitativo”. De igual forma Pumarejo Heins explicó que que si no se controla el tema de pérdidas, que es el componente de mayor alza para el Caribe colombiano, se va a continuar viendo un alza en las tarifas, porque así está modelado en la opción tarifaria que, “si bien advertimos desde el año pasado y demandamos en el primer semestre de este año, el hecho que la inflación y el Índice del Precio al Productor (IPP) hayan subido tanto ha exacerbado aún más esos modelos, y por eso han sido mucho más altas las alzas”. Por otro lado, el mandatario se refirió a que el Congreso de la República debe encontrar la manera de incorporar dentro del presupuesto nacional un componente de inversión en infraestructura eléctrica del Caribe a mediano plazo, con el objetivo de normalizar y mejorar el servicio para, de esa manera, reducir las pérdidas. Finalmente, el alcalde se expresó sobre las más recientes medidas del Gobierno nacional para buscar soluciones a esta problemática: “Sabemos que está haciendo su mejor esfuerzo y que este es un problema heredado, pero cada mes que pasa estamos viendo mayor zozobra en nuestra gente, y por eso necesitamos que el sector energético actúe ya y que no obligue al congreso y al Gobierno a tomar medidas drásticas que no tendrían por qué estar tomando hoy”, aseveró. Protestas pacíficas Ante el llamado del sector comercio a la “desobediencia civil” al no pagar las facturas del servicio, Pumarejo aseveró que cualquier manifestación es necesario hacerla dentro del marco de la ley, utilizando siempre los distintos mecanismos legales, de manera pacífica. De igual forma, invitó a los barranquilleros que hayan tenido un alza injustificada en su factura, no solo en las tarifas sino principalmente en consumo, a radicar una queja formal ante la Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios o a la Oficina de Servicios Públicos del Distrito con el soporte de los recibos, a través de las redes sociales o vía correo electrónico, ya que esta dependencia está recopilando muestras aleatorias para entender el problema.

“No es el momento para violentar a nadie ni buscar culpables en personas que están haciendo su trabajo. Insistiremos a nuestros congresistas que hagan su tarea y encontraremos la salida”, concluyó.