TBT Caribeño: Así era el Carnaval hace 50 años

Actualizado: 15 de feb de 2019

3 “cañonazos audiovisuales” fueron proyectados en la sala de cine de Casa Feliza durante el preámbulo del Festival Internacional de Cine de Barranquilla.


El Carnaval de Barranquilla de Los HermanosHermanos Acevedo


Filmes producidos en los años 51, 61 y 90 muestran los antiguos glamurosos reinados, las máscaras que encarnaban el “otro yo” y el jolglorio del  festejo excesivo se muestran en el Carnaval del ayer.


Cuando en una ciudad el carnaval se toma como estilo de vida, es importante que tenga conocimiento de los recuerdos o inicios de este, me comenta Giulano Cavalli uno de los Directores del Festival Internacional de Cine de Barranquilla, el cual este año hace un homenaje al disfraz del “Descabezado” del líder de tradición, Ismael Escorcia.


El primer archivo audiovisual proyectado fue “Carnaval de Barranquilla” de los Hermanos Acevedo, producción que muestra el Carnaval de los años 51, cuando La Puerta de Oro de Colombia vivía uno de sus mejores momentos a causa del comercio.




El Carnaval contado con estilo formal y poético se acompaña de imágenes de los primeros edificios de la ya entonces llamada “La Arenosa” considerada “centro industrial de primer orden”. Las reinas del Carnaval de características extranjeras llegaban a los clubes con vestidos de gala blanco, peinados formales y joyas , acompañadas  de su pareja quienes vestían trajes tipo estilo realeza, de forma lenta y prudente entraban  a las glamorosas casas de arquitectura patrimonial  y en donde posteriormente se festejaba con banquete y bailes.


En este también se destaca el contraste del festejo de los adinerados comerciantes extranjeros y las personas del pueblo barranquillero que alimentaba la festividad con prácticas ancestrales nativas y con raíces africanas.


“Cuando la fulminaría alegría del Carnaval se adueña de la ciudad, todos sus habitantes se lanzan a las calles a expresar su júbilo, todas las industrias y establecimientos comerciales cierran sus puertas permitiendo que de  todos los lugares se abrume las gentes a celebrar esta especia de ritual de alegría popular…los bailes autóctonos del pueblo costeño expresan con su ritmo y armonía no solo un ancestro sino una forma de vida”

Expresa la voz narradora mientras se muestran imágenes del pueblo barranquillero que celebraba hace 50 años en las calles con disfraces y vestimentas de danzas como monocucos, Indios chimilos, vampiros, la muerte, Farotas, entre otras mostradas de una forma espontánea casi que “desordenada” o más bien “libre” y en la queque enmascararse era la idea central de la festividad.


El Carnaval de Barranquilla de Los HermanosHermanos Acevedo

“El disfraz esconde a una persona y  descubre a una personalidad, a cada quien lo escoge su otro yo, ese otro yo que en Carnaval tiene permiso para salir a la calle y hacer de las suyas”

Álvaro Cepeda Samudio reconocido por ser parte del grupo de intelectuales de la Cueva, escritor y director de cine, grabaría 10 años después  de los hermanos Acevedo, su producción audiovisual “Un Carnaval para Toda la Vida”  con la que el barranquillero se centra en las expresiones culturales de los grupos de  danza y el comportamiento del pueblo en su jolgorio que todavía  se disfrutaba en el Paseo Bolívar.


Disfraz de la muerte, filme: Un Carnaval para Toda la Vida de Álvaro Cepeda Samudio.


Disfradellaercer  grabado en el años 90 Luis Alberto Arocha y Marta Yancen  realizado con el apoyo de la Universidad del Norte, en este se muestra   que el Carnaval ya ha trasmutado a lo que algunos de los espectadores del filme llamaron “espectáculo” pues el desfile se realiza ya en la vía 40, donde el espacio público es divido entre espectadores y bailarines.




Con grabaciones del canal regional de Telecaribe el filme reseña y ofrece más datos históricos de las diferentes danzas del Carnaval, las cuales son proveniente de diferentes pueblos rivereños.


“A mi particularmente me llama la atención de que el Carnaval es un evento para vivir el presente y  a veces eso hace que no veamos precisamente y tampoco no hay tanto material como yo quisiera sobre el Carnaval sobre la ciudad en general e historia creo que hay una parte en eso que se nos ha sido vetado” comento uno de los directores del festival, Jorge Mario Suarez.

Para el equipo del FICBAQ en una era tan mediatizada es importante que las nuevas generaciones vean la historia y poder compararla con el festejo del momento, manteniendo la conciencia que el cambio es inevitable.


Mas programación del FICBAQ


El próximo 19 de febrero se proyectará “Guacherna gay” grabada en el  2017 en la que se muestra la primera de estas expresiones en el pueblo  del Bolívar,  Carmen de Bolívar , un municipio marcado por la violencia  y la intolerancia.


“Es una mirada interesante a revisar, la idea es que venga gente de la guacherna gay y revisar esos proceso, mirando al otro como un espejo y observar cómo empezó todo esto aca, en una ciudad supremamente machista” comenta Jorge Mario Suarez.

El sábado 23 de febrero la particular y creativa comparsa “La Puntica No Más” será homenajeada por sus 20 años de trayectoria desfilando en el Carnaval con la proyección “Saco del Corazón” grabada en el  2004.


“La idea es que por medio de la memoria homenajear una de estas comparsas modernas que ha surgido y donde hay muchos gestores culturales” expresa Jorge Mario.

-N D