¿Son el hambre y la energía eléctrica las mayores problemáticas de la región Caribe?

El presidente Gustavo Petro durante su intervención en los Diálogos Regionales Vinculantes aseveró que serían estas dos situaciones las detonantes de la crisis que se vive en la región.

El presidente realizó diversos interrogantes durante su intervención. Foto: Angélica Noguera.

Frente a las más de 5.000 personas que asistieron a los Diálogos Regionales Vinculantes que se llevaron a cabo este sábado en Barranquilla, el presidente de la Nación aseveró que serían el hambre y los altos costos sumados al mal servicio de la energía eléctrica, las situaciones que más problemáticas causan a los ciudadanos del territorio ribereño.

Según el jefe de Estado, es necesario que en poblaciones vulnerables del Caribe en donde existe la precariedad, se adapten medidas que sean acorde a la situación. Precisó que se deben aprovechar los recursos naturales para darle a esas comunidades los servicios públicos que necesiten. En el caso de la energía eléctrica explicó que lo “ideal” sería utilizar la luz solar para generar electricidad en estos puntos y así puedan obtener el recurso sin tener que costear los altos precios que actualmente están cobrando las comercializadoras y generadoras de energía en la región.

“Debemos hacer el esfuerzo con esa población pobre. Estoy convencido de que usando el sol y la tecnología moderna podemos garantizar que las familias que no puedan pagar su factura puedan generar su energía eléctrica. Eso quedará en el plan de desarrollo. Las cosas variaron”, indicó.

El mandatario hizo énfasis en que “es necesario” dejar de ver la prestación de servicios públicos “como un negocio” y comenzar a verlo como “lo que es”: un derecho de la comunidad.

“La práctica nos está diciendo que a la población del Caribe se le está aislando permanentemente de un servicio público esencial. ¿Cómo se aísla a la población de sus derechos? Poniéndole un precio” y añadió “Si el derecho tiene precio, habrá alguien que no podrá pagar el precio. Es decir, el derecho no es un derecho”.

Petro Urrego fue enfático al afirmar que es necesario tener “otras visiones del negocio”, esto teniendo en cuenta que, explicó, no es posible seguir viendo el tema como un negocio en el que se piensa únicamente en las utilidades. “La energía existe como un motor del desarrollo e instrumento del buen vivir moderno; es esencial en lo cultural y los territorios de hoy no pueden vivir sin la energía eléctrica”.

De igual forma, otro punto referente a la electricidad en el Caribe que el presidente mencionó durante su intervención, tiene que ver con los acuerdos de confidencialidad que afirman tener las empresas generadoras y comercializadoras. Según él, no debería ser la realidad que ni el Estado ni los territorios puedan tener acceso a los acuerdos que tienen que ver con el bolsillo de los ciudadanos.

Respecto a lo anterior, Dina Luz Pardo, quien es directora de Asocentro y una de las personas que ha venido abanderando la lucha por la disminución de la tarifa del servicio de energía, aseveró que los cuestionamientos del mandatario de los colombianos son los mismos que se han venido haciendo desde meses atrás por parte de las distintas asociaciones que buscan la solución de la problemática.

“El presidente ha hecho unos cuestionamientos públicos que son los mismos que nosotros nos venimos haciendo hace unos meses atrás, por ejemplo el por qué la confidencialidad de algunas cláusulas del contrato que se firmó entre el Estado, Air-e y Afinia, cuándo es un servicio público esencial y cuando entendemos que para el tema de la confidencialidad en los contratos del Estado, aunque tengan mayoría, entra en confidencialidad únicamente lo que tiene que ver con la parte societaria, más no los montos y demás porque eso tiene que ver con el resorte público, pues es un servicio público”, sostuvo.

Asimismo, la líder indicó que por parte de las asociaciones “se seguirá insistiendo”. “Nosotros vamos a seguir exigiendo, no solamente se trata de que el Gobierno diga que está pasando algo raro, sino que él como presidente tiene ahora el deber de hacer público ese contrato que durante todos estos meses nos lo guardaron, que aprovecharon de la época de pandemia para fraguar todo esto contra el Caribe afectando tanto”.

La asistencia al evento fue multitudinaria. Foto: Angélica Noguera

Por su parte, el politólogo y abogado de la Defensoría del Pueblo en Barranquilla, Luis Iriarte, explicó a Región Caribe ORG que las empresas del Estado deberían brindar la información que es de pertenencia pública y “no lo hacen porque ponen todas las cláusulas como confidenciales”.

“Para mí los servicios públicos deben dejar de percibirse como simples modelos de negocio. Cada país es el principal responsable de su propio desarrollo económico y nunca se insistirá lo suficiente en la importancia de las estrategias de desarrollo nacional que sirvan para poner en práctica políticas encaminadas a proveer unos servicios públicos responsables, en pro del desarrollo sostenible en consonancia de las normas y compromisos nacionales e internacionales”, apuntó el profesional.

De igual forma, el politólogo de la Universidad del Norte, Luis Trejos, dijo en conversaciones con este medio de comunicación que, “en teoría” el presidente Petro lo que hizo durante su intervención fue llamar la atención sobre la poca claridad y transparencia que se presentó en la las ventas de Electricaribe y el contrato que existe con Air-e y Afinia.

“Pareciera que el presidente hace una apuesta a que nuevamente las empresas de servicios públicos domiciliarios sean o tengan carácter público, esto con el fin de abaratar costos ya que la motivación de una empresa entonces no sería la acumulación de riquezas sino la autosostenibilidad y la prestación del servicio público”, precisó.

El mandatario nacional manifestó por último, que reducir las tarifas de energía podría tener incidencia en distintas esferas de la sociedad. Aseguró que resolver esta problemática podría ayudar a reducir la inseguridad en la región y se comprometió con buscar todas las rutas pertinentes para que así suceda.


El hambre en la región Caribe.

Respecto a la situación de hambruna en la región, el presidente afirmó que era algo “que se debía resolver cuanto antes”. Por ello, afirmó que hoy se presentaría una política pública en pro de la erradicación del hambre en todo el Caribe. Explicó que esto se haría mediante “un mapa de pobreza”, el cual se realizará a través de un censo en todos esos puntos críticos.

Petro Urrego sostuvo que para lograr que esta ley se implemente de la manera adecuada, trabajará de la mano con las organizaciones comunitarias de los distintos territorios ribereños.

“Le pido a las distintas Juntas de Acción Comunal que se alíen con este gobierno, no vamos a contratar pulpos empresariales. Le vamos a entregar un dinero mensual que servirá para organizar a las mujeres del barrio para que se pueda entregar un desayuno, un almuerzo o una comida al día. Lo haremos por miles de barrios en Colombia”, declaró.

Asimismo, afirmó que durante su gobierno está contemplado que el Programa de Alimentación Escolar (PAE) pueda llegar a todos los niños, niñas y jóvenes del país y no solo al 70% (como lo es actualmente) y que sea “incluso en las épocas en la que los estudiantes no estén estudiando”.

Añadió que el apoyo de Ingreso Solidario será modificado y orientado a que únicamente aquellos que realmente lo necesiten puedan recibirlo. Por ello, “pidió perdón” debido a que algunas personas dejarán de recibirlo pues, manifestó, “el dinero no alcanza para todos”.

El presidente de los colombianos afirmó que a los beneficiados se les será entregado mensualmente el monto de $500 mil.

“$80 mil o $50 mil se llama limosna y la limosna no saca a nadie de la pobreza. Implica concentrarlas en las mamás solas que tengan hijos en la primera infancia en Colombia. $500 mil las sacará de la pobreza estadísticamente logrando que el plato de comida y la leche llegué a ese bebé y podamos superar la desnutrición infantil”, puntualizó.

Al finalizar, el presidente aseguró que las políticas que se implementen en este periodo presidencial estarán diseñadas para que la región Caribe vaya hacia adelante y “no sea más la región más violenta del país”.

Los aplausos al presidente fueron multitudinarios y el apoyo que expresaron los presentes duró durante toda su intervención.