Barranquillera enseña español bailando cumbia

Actualizado: 14 de oct de 2018

La Barranquillera Karla Flórez Albor lanza la obra bibliográfica ganadora de una beca distrital, “Somos Cumbia, Somos Familia” donde plasma una investigación del baile tradicional y su metodología lúdica con la que enseña a estudiantes de español en Nueva York.


Karla Flórez Albor y su libro "Somos Cumbia, somos Familia". Fotografía: Alejandro Matias

Este manual busca explicar al mundo los orígenes y pasos de cumbia, buscando unir lazos en la sociedad a través de la tradición y la cultura, homenajeando a las familias que por generaciones se han dedicado a preservar el baile tradicional.


Esta obra bibliográfica es uno de los proyectos ganadores de la beca del portafolio de estímulos de la Alcaldía de Barranquilla, para la cual la comunicadora y coreógrafa entrevistó a 23 cumbiabas de Soledad y Barranquilla.

“Es un libro que hace homenaje a las cumbiabas de Barranquilla, que hace una analogía entre las relaciones de familias y las relaciones que se dan en una rueda de cumbia y que invita a todos a bailar en esa rueda de cumbia como un círculo de diálogo en búsqueda de armonía y la paz por la que estamos siempre presentes en Colombia” afirma Karla Flórez Albor



Durante el lanzamiento del libro, Karla realizó un reconocimiento a las cumbiambas entregando un certificado, se leyeron décimas, los violines y los tambores se unieron para crear una perfecta armonía, pero sobre todo se reflexiono sobre el valor de investigar nuestras raíces Caribe.


Karla Flórez Albor y las cumbiambas homenajeadas. Fotografía: Alejandro Matias

La comunicadora quien ha vivido más de 30 años en Estados Unidos , 10 de ellos brindando clases de español en Nueva York, afirma que siempre se sentía cercana a sus raíces sin embargo, es inevitable que los recuerdos y los saberes se tambaleen cuando se está tan lejos de la cultura, por lo que poco a poco Karla descubrió que a través de la enseñanza de esta tradición también se podía aprender un nuevo idioma.


“Dentro del aula de clase fue donde salió esta idea porque cuando yo le enseñaba a los chicos que además ellos les encanta aprender con el movimiento, entonces cuando estábamos aprendiendo los opuestos, por ejemplo pequeño gigante, entonces para que ellos metieran en su mente que es gigante, esta iba acompañada de un movimiento de cumbia” comenta la barranquillera.

Es así que el paso de cumbia donde la mujer abre su falda de manera elegante e imponente , se relaciona la palabra gigante y la palabra pequeño con el hombre que mientras la mujer baila se agacha y con el sombrero mueve sus manos frente ella, haciendo una analogía de palabras y movimientos.


Cumbiamberas bailando al son del millo! juepaje . Fotografía: Alejandro Matias

Otras de las motivaciones de Karla fue cómo explicarle a los extranjeros amantes de la cumbia, donde y cuando podían ensayar en Barranquilla este baile tradicional, respondiendo a otras preguntas que llevó a dividir el libro en los orígenes, historias de las familias de las cumbiambas y una tabla con los datos de estas cuando practican.


“Yo aquí no inventé nada, he recopilando los propios movimientos que ustedes hacen durante el ensayo de las cumbiambas, luego los codifico para yo enseñarlos a las personas" comenta Karla.

Este libro hace parte de las nuevas investigaciones que le dan una mirada a la tradición de la cultura Caribe.