Sneed, Díaz, Robertson y Jones, los 'gringos' que quieren dejar huella en Barranquilla

Los cuatro jugadores estarán disponibles para el encuentro ante Warriors San Andrés.

Foto: Alejandro Matías. Jones (Izq), Robertson (Cen) y Sneed (Der).


Michael Sneed, Juan David Díaz, Xavier Robertson y Troy Jones llegan a 'curramba la bella' para brillar y ser los ejemplos de los pequeños barranquilleros que sueñan con llegar a jugar baloncesto profesional.


Sneed cuenta con una amplia experiencia en la pelota naranja colombiana, pues sabe lo que es ser bicampeón y mejor jugador de las finales del país con las Águilas de Tunja en los años 2015 y 2016.


El jugador norteamericano, que puede desempeñarse en la posición de base o alero, quiere demostrar toda su experiencia en la cancha cuando Titanes enfrente a Warriors San Andrés desde las 8 de la noche del miércoles en el estadio Elías Chegwin.

Foto: Alejandro Matías. Los jugadores de Titanes entrenaron en horas de la mañana.


"Sé jugar, sé ganar. Esperamos formar un buen equipo, que los muchachos anden bien. La afición de Barranquilla va querer ganar el campeonato y vamos a trabajar para ello”, señaló Sneed.


Otro de los refuerzos que arribaron a 'curramba la bella' es Xavier Robertson. El compatriota de Sneed viene de jugar en la liga de Alemania y México, asimismo las ligas menores de los Estados Unidos.


Robertson, quien se destaca por su tiro desde el perímetro, tiene hambre de victoria, con su "liderazgo" y la "hinchada de Barranquilla" quiere conseguir el campeonato.

Foto: Alejandro Matías. Sneed defiende a uno de sus compañeros, Robertson espera el pase.


"La ciudad es como Houston (su tierra natal), es enorme, la gente es muy humana. Me considero un líder, de mentalidad de jugar fuerte y una persona que toma las riendas del equipo cuando el encuentro está difícil".


Finalmente el colombo-americano, Juan Díaz jugará por primera vez a nivel profesional en una liga de baloncesto.

Foto: Alejandro Matías. El colombo-americano Jesús David Díaz.

El nacido en Cali se fue a los 13 años a suelo norteamericano y de ahí comenzó a jugar baloncesto. Ahora quiere marcar huella con Titanes en Barranquilla, primera ciudad que pisa desde que llegó a Colombia.


"Llegué a los Estados Unidos a los 13 años. Desde que llegué allí me encanta el baloncesto, lo he hecho toda mi vida, en la universidad y ahora aquí".