Sin nombre pero con identidad


Autor: Andrea Hasselbrinck


“Vamos a colocarnos aquí con las mariposas amarillas de Mauricio Babilonia, se debe ver chévere, pero arréglate el cabello Lidia que tienes unos mechones ahí como para el otro lado” le decía él entre risas a ella, mientras esperaban la foto.


Hace algunos días un dúo de muchachos subió un video en sus redes sociales, solo por diversión, sin saberlo, hoy cuenta con más de 1,100 reproducciones en Instagram, la pregunta de muchos: ¿Quiénes son?





Una de las combinaciones menos esperadas, una comunicadora social y un ingeniero mecánico que se unen para hacer música. Ella, con su pelo rizado, alborotado e indomable como su personalidad, él, con un peinado clásico de caballero juntan sus talentos para crear obras de arte como estas, que es la primera, más no la última.


"Nosotros nos conocimos en un retiro que estaban haciendo en la iglesia, yo fui a vivirlo y el estaba sirviendo, así comenzamos a hablar más, porque ya nos conocíamos pese a que no eramos tan cercanos, él es el mejor amigo de mi novio, y ahora yo soy super amiga de su novia" contaba Lidia, rememorando el primer paso de esta unión.


La llama inextinguible de Lidia Wilches


Comenzó en el mundo de la música desde niña, como una gran parte de los padres, en vacaciones los enviaban a talleres y cursos de todo tipo, entre esos uno de piano y guitarra. En compañía de su hermano en cada academia por la que pasaron dejaban huella, hasta que un día, sin ella saberlo, descubrieron algo que llevaba escondido dentro de su ser, el canto.


En el transcurso de una de sus clases de guitarra se le dio por cantar lo que estaban interpretando, su melodiosa voz impacta a todos los que la escuchan desde tiempos inmemorables, allí fue cuando supieron que hacer, pues ese talento no se podía dejar ahí así como así, por ende, cambiaron el curso de guitarra por uno de técnica vocal.


A sus 11 años era algo que le apasionaba, era una llama que no se apagaba, aunque eso no era lo que ella creía, intentó de muchas formas huir de eso, lo veía más como una desgracia que como una bendición, así que a medida que fue creciendo se fue alejando de todo eso que ya le fastidiaba, ni siquiera quería escuchar música en la emisora, las inseguridades y miedos que vienen con la adolescencia la atraparon por mucho tiempo, cubriendo esa mágica herramienta que la podía liberar, además que no sabía que ese era su objeto mágico de liberación.


Su novio estaba enterado de la bella voz de Lidia, entonces se juntó con su mejor amigo 'Pipe' para que la incentivara a grabar algo juntos,un cover. Armaron el plan, él la iba a invitar a su casa y "casualmente" 'Pipe' iba a estar ahí con su guitarra para que lo ayudaran a filmar un video, por cosas de la vida iba enfermarse de la garganta en ese preciso momento, todo estaba fríamente calculado, el pequeño detalle fue que Lidia le escribió primero al mejor amigo de su novio y en medio de la conversación "cuadraron" para trabajr juntos.


Se reunieron, desafortunadamente nunca montaron el cover en ninguna plataforma.


Pasó exactamente una semana cuando ella recibe una llamada de su profesora Sonia Cañón pidiéndole que vaya a amenizar la clausura del proyecto Prensa Escuela que hace parte de la universidad en la que estudia.


"Ahora fue que me vine a enterar que 'Pipe' me iba a decir que no, pero bueno, igual me acompañó y pues bueno, tocamos y aja, gustó bastante, fue como nuestro primer paso serio, porque nunca habíamos cantado juntos para un público, menos para tanta gente, nos dio ganas y fuerza para seguir con el proyecto, estamos organizándonos bien, aún no tenemos claro cual será nuestro nombre, estilo, genero musical o si nos vamos a dedicar a hacer covers de música folclórica o de otra cosa, solo sabemos que esto nos gusta y que lo hacemos por diversión, porque amamos esto". le decía Lidia a 'Pipe' sobre el futuro de su dupla.


Al año siguiente, al haber gustado tanto su presentación los volvieron a llamar para la clausura de la versión 2019-01 de la cátedra de periodismo escolar, en este 2019-02 estarán en la apertura, desde el inicio "sacarán la casa por la ventana", ellos, dispuestos a colaborar y a darse a conocer, les ayuda a mejorar y también a mostrarle a los jóvenes que estas oportunidades están disponibles para ellos, seguir sus sueños.


El tiempo de Dios es perfecto, en especial para 'Pipe'


"Nosotros no premeditamos nada, todo son cosas de Dios, ni siquiera planeamos llegar a un público específico de tal edad, nosotros no planeamos nada de eso, pero el video le ha gustado a jóvenes, viejos, señores, muchachos, y el público ha sido amplio, esto nos tiene motivados, este video es el un símbolo de nuestro comienzo ya a lo serio. Tenemos en mente seguir con esto" afirmó 'Pipe'.


Andrés Felipe Baca, mejor conocido como 'Pipe', es el compañero de Lidia en esta aventura. Sus dedos mágicos le dan una interpretación propia, única a cada canción que toca en su guitarra pese a que el diga que " yo no soy músico, yo no estudié música, soy empírico, un amigo mío de la iglesia me enseñó y de ahí en adelante he ido experimentado y viendo tutoriales en YouTube"


Andrés Felipe aprendió a tocar guitarra a sus 6 años, a diferencia de Lidia, él ha sido constante con su instrumento, aunque solo lo ve como un hobby. "Yo he tocado para muchos músicos y cantantes, pero ninguno como ella, siento que estamos como sincronizados, yo no tengo que decirle qué hacer ni ella a mi, nos nace, es como si desde un principio inconscientemente ya supiéramos que teníamos que hacer, hasta el día de la grabación, no sabíamos que íbamos a tocar, entonces dijimos tipo vamos con la de Kany García 'Para Siempre', pero llegó Marco el tamborero, entonces nos miramos y pregunté ¿Vamos con El Pescador?, y arrancamos de una ".

"A mi me parece curioso como se nos han dado las cosas, mi mejor amigo es el novio de ella, y ahora mi novia full cercana a Lidia, además de que asistimos a la misma iglesia y antes no hablábamos tanto hasta el retiro donde estaba sirviendo y ella fue a vivirlo, creo que se han y siguen dando todos los escenarios para juntarnos a hacer esto que tanto nos gusta, el tiempo de Dios es perfecto, y ojalá que sigamos en esto hasta que él quiera". rememoraba 'Pipe' de sus inicios con Lidia.


Querían iniciar un proyecto juntos, eso estaba claro, pero ¿cómo hacer que Lidia cantara?, era bastante tímida en ese entonces, su voz no era algo que le gustara presumir en ese momento, "entre su novio y yo armamos un plan para que viniera y nos encontráramos disque casualmente para garbar algo, pero el tiro nos salió por la culata cuando ella tomó la iniciativa y me escribió, en medio de nuestra conversación cuadramos e hicimos toda la filmación, por desgracia ese video se quedó ahí en el correo y nunca lo subimos, antes no existía eso del Instagram TV ni nada, montar el archivo era muy pesado, y aja, eso quedó ahí"


Aquella historia de su presencia en la clausura de Prensa Escuela 2018-02 como todo este proceso tiene 2 caras, él no quería asistir, pero no por pereza, sino por temor a adentrase en lo desconocido, ya que no conocía el proyecto ni su público, solo sabía que iba a acompañar a Lidia a un evento y eso era lo único que necesitaba saber, el resto de daría solo.


Después de aquella presentación quedaron casi que matriculados para la versión 2019-01, y ahora estarán en la apertura 2019-02, cada vez que Prensa Escuela los llame la respuesta de Andrés Felipe no será la misma que la primera vez, ahora va con entusiasmo.


La maravilla de la sincronía


Hasta el momento este proyecto está en 'obra negra', es un proceso que se va construyendo poco a poco, paso a paso, con cada experiencia, momento y momento que los conecta, no saben ni como se llama lo que hacen, solo lo hacen y sale bien, paulatinamente se encargarán de esos detalles pequeños pero necesarios.


Lo mas importante es la dedicación e intención que tienen puesta en esta dupla con muchas ideas por aterrizar, "puede que ahora mismo no tengamos nombre o nos hayamos decidido si vamos a dedicarnos solo a la música folclórica, si vamos a explorar otras cosas, no se, lo que si se es que lo que hacemos se nota que es nuestro, si tu escuchas la versión de Toto de El Pescador no suena igual a la de nosotros, creo que a ninguna hasta el momento" comentaba Lidia, a lo que 'Pipe' respondió "sería chevere poder rescatar esas obras que son patrimonio de nuestra cultura, no solo del caribe sino de Colombia en general, aunque eso hay que hablarlo bien porque también podemos hacer otras cosas, igual ahí vamos viendo"


En un futuro no tan lejano tienen pensado empezar a componer sus propias canciones, teniendo en cuenta los temas y líricas de las canciones antiguas, con el fin de rescatar esa parte poética, romántica de la música, resaltar la cotidianidad de forma más bella.


Tanto Lidia Wilches como Andrés Felipe Baca son dos de los muchos jovenes soñadores que mantienen ese amor y esperanza por el arte "vivito y coleando". Lo principal es que sigan trabajando por ellos, y que muy pronto nos deleiten con una próxima c