"Ser Patrimonio Inmaterial de la Nación nos llena de orgullo y esperanza": Nuribeth Altamar

La coordinadora artística y capitana de la Cumbiamba el Cañonazo, celebró que la ministra de Cultura de Colombia, Patricia Ariza, declara a la Cumbia como Patrimonio Inmaterial de Colombia.

Foto: cortesía Oscar Berrocal - Cumbiamba el Cañonazo

Este domingo el Consejo Nacional de Patrimonio Cultural (CNPC) dio concepto favorable al Plan Especial de Salvaguardia y por tanto declaró a la Cumbia tradicional del Caribe como Patrimonio Cultural Inmaterial del ámbito nacional.

En el Caribe colombiano la cumbia es de carácter colectivo e involucra toda población sin importar la edad. Representa un referente central de sus procesos culturales e identidad. Esta danza es uno de los bailes tradicionales que no poder hacer falta en la celebración del Carnaval de Barranquilla.

Las narrativas que se plasman en sus composiciones líricas se inspiran en la memoria y la oralidad de la región Caribe y son un mecanismo valioso de la representación de las formas de vida cotidiana, los oficios, los paisajes y la idiosincrasia.


Por motivo de este hecho importante para la cumbia, en RegiónCaribe.org contactamos a Nuribeth Altamar, coordinadora artística y capitana de la Cumbiamba el Cañonazo - fundada en 1948-, quien destacó el importante significado que tiene para todos los cumbiamberos que esta expresión cultural haga parte del Patrimonio Inmaterial de nuestra Nación.

“Definitivamente para nosotros esta es una noticia que nos llena de alegría, nos llena de orgullo y también de esperanza porque este puede ser el inicio de muchas cosas buenas que vengan de ahora en adelante para la cumbia, que en mi opinión es la máxima expresión tradicional de nuestro Carnaval de Barranquilla y de nuestra cultura, es lo que nos representa a nivel nacional e internacional. Cuando nosotros vamos al exterior y llega un colombiano, lo primero que piensan es en la Cumbia, eso nos da más esperanza para seguir trabajando por nuestra tradición”, inició la gestora cultural.


Altamar, agregó también que desde su Cumbiamba seguirán trabajando para que esta danza permanezca durante las siguientes generaciones en la participación del Carnaval de Barranquilla.

“Claro que sí, la Cumbiamba el Cañonazo es líder de la tradición del Carnaval de Barranquilla. Igualmente, con nuestra cumbiamba infantil nosotros nos proponemos a sembrar la tradición en las nuevas generaciones y qué chévere que ahora la cumbia tenga este reconocimiento poder seguir trabajando por la tradición y que la cumbia sigue destacando en nuestras fiestas y a nivel nacional e internacional”, sostuvo.

Ser parte del Patrimonio Inmaterial de Colombia motiva a los gestores culturales a seguir fortaleciendo su tradición para que la cumbia perdure por eternamente en el país.

“El año pasado participamos en los Carnavales con al rededor de 85 parejas en la cumbiamba de adultos, en la cumbiamba infantil tenemos 45 parejas, te podrás imaginar cuántas personas están unidas en esta pasión llamada cumbia”, concluyó Nuribeth Altamar


Por otras parte, Yury Arango, bailadora de cumbia, dijo esto sobre la danza: “esto va conmigo, si me lo prohíben, es como si me prohibieran no nacer, yo nací con esto".


Por su parte, Alberto Arias, gestor cultural y coreógrafo resaltó que: “la cumbia es una muy representativa a nivel nacional e internacional y es importante que nosotros desde todos los diferentes rincones de la costa Caribe colombiana y de Colombia aportemos para que se pueda mantener viva la tradición de esta danza”.