Sector gastronómico de Barranquilla reporta disminución en ventas


Los restaurantes han cerrado sus puertas y los pedidos deberán ser entregados a domicilio

Autor: Eliana Almarales


La preocupación por la falta de clientes en distintos locales comerciales de la ciudad, aumenta con el pasar de los días. El Coronavirus parece no dar tregua y sigue amenazando la economía de la región y el país.


El gremio de la gastronomía ha sido uno de los más afectados en la ciudad de Barranquilla, luego de la decisión tomada por parte de la Alcaldía en cabeza del alcalde Jaime Pumarejo, en coordinación con las directrices dadas por el Ministerio de Salud, sobre limitar la actividad de estos negocios en solo recibir pedidos para domicilio, como medida de carácter sanitario y de aislamiento social.


Esto significa una disminución mucho más notable en las ventas, y ha representado un duro golpe para propietarios y empleados, que desde inicios de la emergencia sanitara, ya estaban reportando visitas menos frecuentes por parte de los consumidores en los diferentes establecimientos.


Héctor Ripoll, propietario de Fast Food Company, un emprendimiento por el que lleva trabajando varios años, se ha visto un poco desanimado por cómo estas medidas de restricción no han afectado sólo a su negocio sino a todas las personas que dependen de él “las ventas se nos han reducido en un 60%, es preocupante porque hay muchas familias que dependen de nuestro negocio y estamos viendo cómo podemos ayudarlos, porque ellos tienen que llevar el sustento diario a sus hogares”, aseguró.


Por otra parte, una gran cantidad de negocios del sector gastronómico están utilizando diferentes estrategias para captar la atención de sus clientes y compensar un poco los ingresos que han ido disminuyendo, “cada día nos reinventamos, estamos comunicándonos a través de redes sociales con nuestros clientes, adaptamos nuevos horarios, tenemos el servicio a domicilio gratis y realizamos promociones”, esto expresó Jonhy Serna, encargado del área de Marketing y Calidad del restaurante A La Parrilla Gourmet, quienes mantienen dos de sus tres sedes cerradas hasta el momento.


Aunque muchos comerciantes pertenecientes al gremio coinciden en que las medidas exigidas por parte del gobierno se hacen necesarias, no dejan de sentir preocupación por lo que se avecina para ello en los próximos meses y esperan que la crisis en la que se encuentran inmersos pueda acabar lo más pronto posible.

© 2019 por Stella Marketing