Sebastián Guzmán: Rey Momo 2023. Premio al compromiso

El evento arrancó a las 9:40 a. m, con Juana Gómez, gestora del Carnaval de la Alcaldía, en la Casa del Carnaval. Pronunció unas palabras de agradecimiento a los reyes de 2022.

Foto: Alberto Ortega.

Por: Alberto Ortega Manzanares

Puso en valor que aceptaran el desafío a pesar de toda la incertidumbre causada por la pandemia. También enfatizó en que arriesgaron su salud física y mental, además de toda la presión por la que pasaron para estar a la altura de las expectativas.

La gestora aseguró que cada año tiene un proceso de selección de monarcas más competitivo. Es decir, cada vez son más las personas interesadas por la fiesta magna y, por lo tanto, crece el número de candidatos.

Tras estas palabras presentó al rey momo de este año: Sebastián Guzmán. Hizo su aparición bailando cumbia entre los asientos de los asistentes hasta que llegó al escenario.

Aquí fue reconocido por la reina de 2023, Natalia Castro, quién se sintió emocionada por él, ya que Sebastián ha dado su vida por el carnaval. Resaltó su labor como conservador del patrimonio cultural de la ciudad y su trabajo social con niños y adultos.

Acto seguido, bailaron una cumbia al ritmo del cumpleaños feliz, ya que el monarca elegido cumplió años ayer. Cuando la música se detuvo Adolfo Zúñiga, de la secretaria de cultura de Barranquilla, explicó la importancia del Rey Momo.

Lo destacó como "homenaje a la vida de servicio y trabajo a nuestra magna fiesta". Definió al carnaval como algo más que una fiesta. Es decir, un componente cultural que identifica a los habitantes de la ciudad como barranquilleros.

Después, Adolfo Carbonell, gerente de desarrollo social de Barranquilla, comentó que conoce a Sebastián desde hace 15 años. Explicó que este trabajaba por mayores vulnerables en El Pueblito y organizaba campamentos juveniles. Destacó su gran corazón y explicó que le escogieron entre 20 candidatos.

Los siguientes en participar fueron los reyes del carnaval infantil. Dayana Rentería y Diego Chelia fueron precedidos de cuatro niñas representantes de Voz infantil, Ola Juventud y Upa Radio. Entraron en escena precedidas de un séquito de marimondas y se apresuraron a presentar a los niños reyes.

Estos bailaron una cumbia antes de subir al escenario y agradecer por todo lo que supone para ellos la oportunidad. El profesor Julio Adán Hernández, gestor del trabajo con los reyes infantiles, recordó que hoy es el Día Internacional del Bullying y que el carnaval forja buenas personas.

Subió al escenario Huguito Paco Paco y después posaron los reyes actuales, incluyendo a los niños, con la reina popular del año 2022, María José Ríos. Cabe destacar que se trata de la primera vez que un Rey Momo y una Reina Popular proceden del mismo barrio: El Pueblo, en este caso.

Sebastián habló para contar sus tres motivos de celebración. Uno es el orgullo de ser el Rey Momo número 28, otro el vigésimo noveno cumpleaños de su hijo y el otro su labor comunitaria como gestor cultural. Todos los reyes momo le han enseñado a amar y defender su tradición. “Sí cortan un pedacito de mi piel no van a encontrar sangre sino música”.

Argumentó su atuendo cumbiambero aludiendo a que este género ha sido declarado patrimonio nacional. También quiso homenajear a los reyes monos cumbiamberos.

La reina popular María Castro le expresó su apoyo al "200% antes de bailar otra cumbia más con todos los reyes de este año. El evento finalizó entre vítores al nuevo monarca del carnaval y con la expectativa de celebrar por fin sin la incertidumbre de la pandemia.

Ser el Rey Momo es conservar su tradición y llevar sobre la banda todo el peso del carnaval y haber luchado toda la vida por las tradiciones. Bailar una pulla o un congo, un porro... Es la insignia del carnaval, de todos los hacedores, los logísticos, de todas las personas que hacen que "este carnaval sea cada día más hermoso".